El Gobierno regional agradece a RECAMDER su implicación en la lucha contra la COVID19 contribuyendo con 125.000 mascarillas donadas al SESCAM

|

140520 rg junta 6




El Gobierno de Castilla-La Mancha ha agradecido a la Red Castellano-Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER) su contribución y responsabilidad en la lucha contra la pandemia del COVID19 y muestra de ello son las 125.000 mascarillas quirúrgicas que esta misma mañana ha entregado esta entidad que aglutina a los 29 grupos de Desarrollo Rural de la región, al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, y que serán destinadas a los sanitarios y profesionales que trabajan en hospitales, centros de atención primaria y centros sanitarios con amplia presencia en el medio rural de la región.

 
El viceconsejero de Medio Rural, Agapito Portillo, junto a la directora gerente del Servicio Regional de Salud, Regina Leal, han recibido en la sede central del SESCAM en Toledo a los representantes de RECAMDER y de las empresas textiles de la región que han confeccionado el material sanitario que se ha adquirido gracias a la implicación de ayuntamientos, empresas, asociaciones, autónomos  o particulares de municipios de la región en la campaña ‘Solidaridad Rural’ iniciada por la Red. Hasta el momento, se han recibido donaciones por valor de más de 102.000 euros con los que se han adquirido estos equipos de protección.
 
Para Portillo, en una región como Castilla-La Mancha donde el 90 por ciento de los ciudadanos viven en el medio rural, esta respuesta a la iniciativa de RECAMDER es un ejemplo más de la responsabilidad y el compromiso de los pueblos con el territorio y las personas que viven en él.
 
Un medio rural en el que los propios grupos ejercen el liderazgo a través del Programa de Desarrollo Rural gracias a la autonomía otorgada por el Ejecutivo, para que sean los actores del territorio los que decidan las acciones a implementar en sus propias localidades para el futuro, ha explicado.
 
El medio rural despoblado, ha dicho, ha dado muestra una vez más de que son siempre, y más ahora, en plena crisis sanitaria, muestra de ser “apoyo y sostenibilidad” de toda la ciudadanía.
 
Además, el viceconsejero, ha resaltado que estas 125.000 mascarillas quirúrgicas que están homologadas y certificadas, hayan sido realizadas por empresas de Castilla-La Mancha ubicadas en Talavera de la Reina, quedándose en la región el valor añadido. Concretamente por el Centro Tecnológico de Confección (ASINTEC), y la empresa textil y de confección Texcon y Calidad, cuyos presidentes, Pablo García y Jesús Murua, respectivamente, han sido los encargados de llevar el material hasta Toledo, acompañados por la secretaria general de la Federación Española de Empresas de Confección (Fedecon), Carmen Torres.
 
Envíos casi a diario de material a las gerencias periféricas
 
Por su parte, la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, ha transmitido el agradecimiento en nombre del servicio regional de salud y de sus 30.000 profesionales por esta donación de material de protección. Un agradecimiento que ha querido hacer extensivo a todas las muestras de solidaridad que se han recibido desde que se decretó el estado de alarma y que se han traducido en multitud de donaciones por parte de empresas, colectivos, organizaciones y particulares, “que han contribuido cada uno de ellos en la medida de sus posibilidades”.
 
Una contribución, ha dicho, que ha venido a sumarse “al gran esfuerzo que ha realizado y sigue realizando” el Gobierno de Castilla-La Mancha para dotar a los profesionales del sistema sanitario público regional de los equipos necesarios para que puedan realizar su trabajo en óptimas condiciones de seguridad.
 
“Eso ha sido, por encima de todo, lo que nos ha llevado durante los últimos dos meses a remover cielo y tierra, a explorar mercados hasta ahora desconocidos para nosotros y a iniciar sinergias con empresas de la región que han reconvertido su producción durante esta crisis”, ha aseverado la directora gerente del SESCAM.
 
En este sentido, ha indicado que desde que se inició la emergencia sanitaria, desde el almacén ubicado en los servicios centrales del SESCAM se han efectuado casi a diario envíos de material hacia las gerencias periféricas. Más de 10 millones de artículos de protección (mascarillas, batas, monos, guantes, gafas, calzas, etcétera), procedentes de compras gestionadas directamente por el SESCAM, aportaciones del Ministerio de Sanidad y donaciones de empresas y particulares.
 
El presidente de RECAMDER, Jesús Ortega, ha explicado el paso dado para asumir la responsabilidad social ante las necesidades por esta pandemia y luchar contra ella. Así, iniciaron una campaña bajo el nombre ‘Solidaridad Rural’ que comenzó el pasado 11 de abril y que no tiene fecha de finalización, ya que se mantendrá mientras siga siendo necesario. Su objetivo, que lleguen a los profesionales que trabajan con las personas mayores, principalmente aquellos que prestan sus servicios en hospitales, centros de salud, centros médicos, residencias de ancianos, casas tuteladas y servicio de ayuda a domicilio.
 
En el acto de hoy han estado también presentes el director general de Recursos Humenos del Sescam, Íñigo Cortázar; el secretario general del SESCAM, Luis Ruiz Molina y el vicepresidente tercero de la Red, Juan Manuel Valdelvira.