El alcalde de Valdepeñas tacha de "muy prudente" que Ciudad Real no pasara a la fase 1 y llama a la responsabilidad para evitar contagios

|

200220 va jesus martin


FOTO DE ARCHIVO


Que la provincia de Ciudad Real no pasara a la fase 1 el 11 de mayo es una medida "muy prudente". Así lo considera el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, quien se atiene a los datos que nos está dejando el coronavirus en Castilla-La Mancha pero sobre todo en la provincia de Ciudad Real, una de las más castigadas tanto en número de contagios como en número de fallecimientos por habitante.


"Considero que es una medida muy prudente, no porque apoye al Gobierno, sino porque no podemos olvidar que Castilla-La Mancha ha sido una de las comunidades autónomas más castigadas por la pandemia y dentro de eso, la provincia más castigada es la de Ciudad Real, así que yo creo que lo primero es la vida", ha explicado el alcalde.


De esta forma, el alcalde ha aconsejado dejarse guiar por los criterios médicos y no económicos en este caso y pasar a la fase 1 cuando sea idóneo hacerlo, cuando lo dictamine así el comité científico designado para la ocasión. No obstante, Martín ha querido hacer una llamada de atención a los ciudadanos en general para que respeten las normas de distancia de seguridad y de los horarios de salidas establecidos por Sanidad para cada franja de edad.


"Yo estoy aquí en el Ayuntamiento 14 ó 15 horas y las horas en las que se puede salir este jubileo que veo en la Plaza no puede ser, los niños sin mascarilla, de la mano de los abuelos; por favor, padres, abuelos, no se puede, un abuelo no puede llevar de la mano a un niño sin mascarilla", ha lamentado el alcalde.


Es por ello que ha vuelto a recordar las normas que hay que seguir para evitar los contagios. "Por favor, si esto es muy fácil, sólo basta con lavarse las manos antes de salir de casa y volverlo a hacer cuando volvamos, intentar no tocar superficies en la calle y guardar la distancia de seguridad; con eso no hace falta ni mascarilla", ha señalado.


En este sentido, ha recordado también un lamentable suceso que tuvo lugar el fin de semana pasado cuando se produjo un botellón en el Cerro de San Blas en el que participaban 20 ó 30 jóvenes. "Encima, llega la Policía a disuadirlos y les agreden, qué bonito está eso", lamenta Martín.


Por todo ello, el alcalde ha querido recordar que el 'bicho' no se ha ido, que lo hemos vencido momentáneamente porque nos hemos aislado pero sigue ahí y si no tenemos cuidado, lo volvemos a coger.