El Gobierno de Castilla-La Mancha refuerza las medidas para acabar con las brechas alimentaria, económica y digital

|

070520 RG JUNTA 3




El Gobierno de Castilla-La Mancha sigue trabajando, con más ahínco si cabe en las circunstancias a las que ha dado lugar la pandemia de la COVID-19, para acabar con todas las brechas, sean del tipo que sean.

 
Así lo ha asegurado la consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, en su comparecencia de hoy al indicar que “nos parece importantísimo romper todas las brechas, la alimentaria, la económica y por supuesto la brecha digital. Porque si hay algo que nos iguala es la educación, ese ascensor social que hace que muchas niñas y niños que en este momento pueden tener carencia de muchas cosas, mañana sean las médicas y los médicos del futuro, las abogadas y abogados o ¿cómo no?, la próxima presidenta o presidente de nuestra comunidad autónoma o de España”.
 
En su intervención, Blanca Fernández ha detallado que desde que se decretó el confinamiento y se suspendieron las clases, el Ejecutivo autonómico tomó la decisión de seguir atendiendo a la población escolar más vulnerable, poniendo a disposición de los 25.000 beneficiarios habituales de beca comedor la posibilidad de seguir recibiéndola.
 
A día de hoy lo han solicitado 6.143 alumnas y alumnos que son los que siguen recibiendo comida a través de los sistemas de reparto que se han establecido con los ayuntamientos. En concreto, son 190 localidades las que colaboran con el Gobierno regional, de las cuales 27 han optado por un sistema de vales y 163 por el de reparto de comida.
 
Otra cuestión en la que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto especial cuidado es en que los menús que se reparten sean saludables, ya que las niñas y niños que los reciben están en plena etapa de crecimiento y por tanto la comida debe ser equilibrada y responder a las necesidades de la etapa evolutiva en la que se encuentran. La medida, en su mayoría, fue única a nivel nacional, al garantizar un menú que cumple con los requerimientos nutricionales estipulados por las autoridades sanitarias.
 
Dispositivos digitales y acceso a Internet
 
Paralelamente, el Gobierno regional ha hecho una apuesta para que la suspensión de las clases no perjudique a la población escolar más vulnerable para lo cual se ha atendido a cerca de 9.000 niños y niñas de la región que no disponían de equipos informáticos o de acceso a Internet.
 
Para ello, se han distribuido 5.550 equipos informáticos, más de 4.000 de nueva adquisición y más de 1.000 distribuidos desde los centros escolares, y un total de 5.145 tarjetas 4G de para facilitar el acceso a Internet.