viernes, 12 de agosto de 2022, 05:51

Leticia Castillo: "Planificar y organizar la cesta de la compra es fundamental para evitar caer en comer todo el tiempo"

|

240420 VA LETICIA



Está claro que el confinamiento, una situación desconocida para todos hasta ahora, está alterando nuestra forma de alimentación y nuestros hábitos diarios. El estrés, la ansiedad y la incertidumbre a la que estamos sometidos sin poder salir de casa y sin saber cuándo acabará esto puede hacer que muchas personas hagan más "viajes" de los imprescindibles al frigorífico y, por consiguiente, mientras dura esta cuarentena aumenten su peso. Algo que se agrava si lo unimos a la baja movilidad que conlleva la situación. Por eso, hemos querido hablar con la nutricionista Leticia Castillo, quien nos da algunos consejos prácticos y fáciles para no caer en la tentación y comer sano en estos días para no tener que lamentarlo después.


¿De qué manera está alterando el confinamiento nuestros hábitos alimenticios?


La situación en la que nos encontramos es desconocida y por tanto descontrolada para todos. Nuestro ritmo de vida se ha visto modificado y/o cambiado y como consecuencia nuestra alimentación se ve afectada en gran medida. En algunos casos se ha perdido la rutina y horarios que normalmente nos da un orden en nuestra manera de comer. Al disminuir la actividad diaria el gasto energético de nuestro cuerpo es menor, pero no sentimos necesidad de comer menos porque la ansiedad y frustración que provoca esta situación nos lleva a querer ciertos alimentos que identificamos con la sensación de placer.


¿Puede esta situación de estrés y ansiedad perjudicar nuestra alimentación?


Como he mencionado anteriormente, por supuesto que si. Cada persona gestiona mentalmente este estado de manera diferente y la pérdida del ritmo y los largos días en casa pueden dar lugar a despreocupar qué comemos, dándose más momentos de picoteo, consumo de alimentos que no se consideran necesarios en nuestra alimentación diaria y a su vez entrar así en un bucle de mala gestión y alimentación: Cuanto más como y más productos de peor calidad, más ganas tengo de seguir haciéndolo.


Otro de los aspectos negativos de pasar tanto tiempo en casa es el aburrimiento, que muchas personas suplen comiendo. ¿Qué hacer para no caer en comer a todas horas?


Al igual que en cualquier otra época de nuestra vida, la organización es un factor fundamental. Realizar la compra de manera consecuente es lo primero para evitar caer en comer todo el tiempo. Organizar ahora una compra semanal pensando que vamos a comer en los próximos 7-10 días, para así no comprar más de lo necesario. Como ya sabemos y hemos escuchado, intentar mantener una pequeña rutina de nuestro día en casa: hacer ejercicio, algo fundamental, incluso si antes no habías empezado a practicarlo, porque el cuerpo necesita estar activo y moverse para estar sano, tareas propias de la casa, alguna actividad que nos motive y podamos realizar en estas circunstancias… No se trata de agobiarse con todo lo que tenemos que hacer, pero si mantener un mínimo de actividad que nos separe del “frigo”.


¿Cómo evitar coger unos kilos de más durante el confinamiento?


Al estar todo muy relacionado, incidimos en lo mismo, por desgracia el aburrimiento y las horas en casa y más sin ocupación, nos hacen comer más de la cuenta y elegir alimentos que provocan este aumento de peso: bollería y dulces, snacks, pizzas, comida basura, bolsas de patatas, bebidas azucaradas, refrescos, alcohol… todo este grupo no ayuda a mantenernos saludables y por lo tanto a aumentar nuestro peso corporal. Evitar estos alimentos de manera diaria es lo más importante para no coger peso. Por supuesto no vamos a decir que un día no te des un capricho y si te apetece esa pizza, palmera o cervecita con patatas no la tomes, pero igual que antes ser consciente y no darle prioridad a esa alimentación.


Además hay que recordar que esto va a pasar y volveremos a nuestra vida diaria poco a poco y va a ser directamente en la época de calor, así que aprovecha este tiempo para cuidarte.


¿Qué tipo de alimentos es mejor comprar estos días?


Como siempre y más ahora, nuestra alimentación debe ir precedida de frutas y verduras, ahora verduras y ensaladas deben acompañarnos de manera principal en nuestros platos. Por supuesto carnes, pescados, huevos y lácteos. Y no debemos olvidar los hidratos de carbono, pero complejos, de buena calidad: legumbres, patatas, arroces, panes integrales, cereales de avena o maíz entre otros pero sin “añadidos”… este grupo bien manejado nos ayudará también a saciarnos y no recurrir después a otros nada saludables. Y chocolate negro, ¡claro que si! Un poquito nos da vidilla.


¿Qué consejos darías para llevar una alimentación sana durante la cuarentena?


Hacemos un pequeño resumen de estos consejos: planificación y organización de nuestra lista de la compra, no llenar la despensa de productos que nos desvíen de nuestro objetivo, tener siempre alternativas para esos momentos más “durillos”: encurtidos, palitos de zanahoria, frutos secos naturales, tomates cherry, queso fresco… y practicar ejercicio para mantenernos sanos mentalmente también.


Y en el caso de que alguien haya cogido el virus, ¿hay alguna alimentación específica para seguir?


Hay que dejar muy claro que no existe ningún tipo de alimentación que prevenga, evite o cure el virus. Ninguna. Pero si es cierto y está demostrado que cuanto mejor sea nuestra alimentación mejor podrá responder nuestro cuerpo a cualquier problema/patología o enfermedad.