El Día del Padre. Odín, el Padre de Todos

|

190320 va opinion




En el día de hoy homenajeamos a los padres, esas personas infatigables a las cuales no solo debemos la vida (ya hablemos biológicamente o no, pues a día de hoy muchos padres forjan vínculos con sus hijos independientemente de la sangre). Son esas personas que luchan por educarnos y sacarnos adelante, aunque no siempre les otorgamos el apoyo o la atención que merecen sus desvelos. Hoy, como medio de distracción en esta cuarentena que nos toca vivir, quiero hablarles del dios nórdico Odín, que es considerado El Gran Padre de todos. 


El dios Óðinn (o Wotan según la mitología germánica) es el dios supremo. Señor de la sabiduría, la guerra y la muerte, pero también se le considera, aunque en menor medida, el dios de la magia, la poesía, la profecía, la victoria y la caza. Líder de los Aesir y rey del mundo de Asgard (Tierra divina donde se encuentra el famoso Valhalla) Él es representado como un hombre de mediana edad con un pelo plateado, largo rizado y con una extensa barba. Su arma, llamada Gungnir, era una lanza que le hicieron los enanos. Estaba frecuentemente acompañado de los dos cuervos llamados Hugin y Munin (que significan, cada uno, "Pensamiento" y "Memoria"). 


La mitología relata el origen de la humanidad a partir de la batalla librada por Odín y sus hermanos contra el gigante Ymir. Del cuerpo de este gigante dieron forma a Midgard (Mundo que habitamos los humanos) Con su carne se hizo la tierra. Con su sangre se formaron los mares y los lagos. Con sus huesos se erigieron las montañas. Con sus dientes y fragmentos de huesos se hicieron las piedras. De su pelo crecieron árboles y los gusanos de su carne formaron la raza de los enanos. Los dioses pusieron su cráneo sobre el Ginnungagap (vacío) y crearon el cielo sostenido por cuatro enanos llamados Norðri, Suðri, Austri y Vestri. A estos enanos les fueron dados los nombres de Este, Oeste, Norte y Sur. Los primeros seres humanos, Ask y Embla, fueron creados por Odín con trozos de madera devueltos por el mar. Por esta razón a este dios se le considera Allföðr (En inglés Allfather – Padre de Todos). 


Su descendencia es confusa debido a que varía en los diversos textos, llegando a enlazarse con dinastías reales. Sus hijos reconocidos en toda la edda poética y escáldica son Thor, Balder y Vali. Estaba considerado como el dios más sabio de todos, pero aun así tuvo que pasar y superar unos ritos de iniciación muy agotadores. Por ejemplo: tuvo que sacrificar su ojo derecho para beber del Manantial de Mimir y poder acceder así a la sabiduría universal. 


Respecto a los hombres, Odín no solo era para ellos un apoyo y un guía, si no el que tras la muerte, recompensaba la valentía y mandaba a las valkirias a recoger a los caídos para sentarlos a su mesa de banquetes en los salones del Valhalla. Al final de los tiempos Odín guiará a los dioses y a los hombres contra las fuerzas del caos en la batalla del fin del mundo, el Ragnarök. Ahí el dios será asesinado y devorado por el feroz lobo Fenrir, dando su vida por intentar salvar a toda la humanidad. Un dios que dio la vida a la humanidad, que pasó por muchos sacrificios para obtener la sabiduría que posteriormente transmitía. Un dios que velaba por proteger al mundo del mal y que recompensaba los triunfos y la valentía. Un dios que dio la vida sin dudarlo por todos sus hijos. 


Nuestros padres no son dioses, pero hacen todo eso por nosotros. Valorad todo lo que hacen por vosotros, siempre van a estar a vuestro lado aunque a veces los veáis como enemigos. Celebrad con ellos todos los días su existencia y no el día que dicte el calendario. Sentid orgullo de ellos como yo lo siento del mío, al cual dedico este artículo con todo mi corazón.


Feliz día del padre a todos. Seguid siendo esos dioses que inspirais al mundo.