El papel higiénico de 'Relajacionándonos', tus herramientas para cuerpo, mente y corazón: ​Equivocarnos («cagarla») es necesario para sentirnos de esta vida

|

160320 VA NOSOLOYOGA




Vivir una vida cargada de tensiones por las veces que nos equivocamos no es lo mismo que vivir una vida que cada vez que cometamos un fallo (una cagada) nos ayude a aprender algo sobre nosotros, sobre el comportamiento que tenemos y sobre la conducta que podemos ir cambiando para crecer y evolucionar como seres humanos.


Cuando «metemos la pata» con alguien nos sentimos fatal, se nos cae abajo totalmente nuestro ideal de quien queremos ser, y la propia idea de cómo debemos actuar.


Cuando nos equivocamos, nos sentimos mal y esto es un círculo que no nos permite salir, pues el auto juicio y el sentimiento de culpa impiden rectificar y poder aprender de lo que ha ocurrido.


Somos humanos, de carne y hueso. Fallamos en cosas y ya está. Es un error buscar la perfección. Eso no existe. Nadie es perfecto. Hasta los seres más iluminados se equivocarían y se equivocan, pues desde ahí es desde donde se aprende para crear consciencia y discernimiento.


Y como no, aceptar y perdonar los errores de los demás.


Lo más importante sería entender esto desde un punto de vista de equivocación global (cagada global): Si permites que los demás se puedan equivocar como humanos, te permitirás a ti mismo poder equivocarte, y, por consiguiente, el universo se irá volviendo un lugar donde se pueda errar sin miedo, sin juicio, sin resentimientos.


Eso sí, una vez que esto te pase, la limpieza es importante. Utiliza el papel higiénico para limpiarte y deja vacío de culpas y malos olores todo tu ser.


Recuerda esta herramienta cuando alguien cercano a ti cometa un error, por grande que sea. Ofrécele un poco de papel.


Ejercicio práctico:


Estos días parece ser, que el artículo más demandado y deseado en tiendas y supermercados está siendo el papel higiénico. ¿Por qué será? ¿La hemos cagado mucho? ¿La vamos a seguir cagando?


Disfruta del papel higiénico con el fin de limpiarte del sentimiento de culpa y resentimiento. Cuando hemos cometido un error y aprendemos de la situación vivida, no sentimos culpa, pues en ese momento lo hicimos de la mejor manera que podíamos con las herramientas que teníamos. Si creamos conciencia en las situaciones vividas, cada equivocación (cagada) siempre se convertirá en abono para mi crecimiento personal.


Piensa en una ocasión que por cualquier motivo «la cagaste», te salió mal y te hizo sentir mal a ti y quizás a otros. Visualiza el momento, pero dándole la vuelta, es decir, piensa que esta circunstancia se realiza como a ti te hubiera gustado para no herir ni perjudicar a nadie. Recrea e imagina el acontecimiento con alegría y saliendo todo bien, como quisieras que hubiera ocurrido. Siente las sensaciones que te produce de bienestar ver como todo se desarrolla adecuadamente. Puedes simplemente visualizarte pidiendo perdón y teniendo la sensación de confianza y esperanza porque los fallos enseñan más que los aciertos.


Feliz introspección.


Luis Caminero López de Lerma


Extracto del libro “Relajacionándonos, tus herramientas para cuerpo, mente y corazón, donde puedes encontrar muchos más ejercicios de relajación, gimnasia emocional, inteligencia corporal y crecimiento interior”.


Más información www.nosoloyoga.com o en el teléfono: 661 209040


040719 va libro luis fernando caminero nosoloyoga