Diputación y Ministerio de Cultura colaboran para que el original del documento fundacional de la orden de Calatrava se exponga en Almagro durante 24 horas

|

030320 cr dipu




El documento fundacional de la Orden Militar de Calatrava, que ha determinado a lo largo de la historia el mapa administrativo, los rasgos y la idiosincrasia de la tierra en la que vivimos hoy los ciudadrealeños, será exhibido en Almagro durante 24 horas, desde el viernes 24 de abril al sábado 25. Este importante acontecimiento cultural es posible gracias a las labores previas de coordinación que se están llevando a cabo entre el Diputación de Ciudad Real, el Ministerio de Cultura, a través de la subdirección general de Archivos Estatales, el Archivo Histórico Nacional, el Instituto de Estudios Manchegos y el ayuntamiento de la villa encajera.

La institución provincial, a través de su presidente, José Manuel Caballero Serrano, ha mostrado un gran interés en que la provincia sea objeto de una de las líneas de acción más atractivas que lleva a cabo la subdirección general de Archivos Estatales, que está gestionada por Severiano Hernández Vicente, que consiste en la difusión del patrimonio histórico documental.

En concreto, Caballero se ha comprometido a que este valioso e importante legado sea expuesto en el Palacio de los Condes de Valdeparaíso. Además, en la Imprenta Provincial se editará una fiel reproducción en facsímil para conmemorar la exhibición y se ofrecerá como actividad a las Universidades Populares para que los ciudadanos de la provincia puedan conocer el documento.

Caballero ha mostrado su satisfacción por la iniciativa y también el alcalde de Almagro, Daniel Reina, presente en la reunión, así como el director del Archivo Histórico Nacional, Juan Ramón Romero Fernández-Pacheco, la coordinadora del taller del empleo del archivo, Carmen Caballero Klink, el vicepresidente de Cultura, David Triguero, y el presidente del Instituto de Estudios Manchegos, Alfonso Caballero Klink.

La Subdirección General de Archivos Estatales ha llevado a cabo dos estrategias similares en el pequeño pueblo zamorano de Tábara, donde se exhibió el beato, y en Tordesillas, provincia de Valladolid, en la que se pudieron ver los tratados. Se trata, según Hernández Vicente, de acercar los grandes tesoros del patrimonio español, los documentos relevantes de nuestra historia, a los lugares donde se generaron o se produjeron para conectar a la sociedad con sus testimonios documentales.

Así pues, los ciudadanos que hoy en día viven en esos entornos pueden tener la oportunidad de conocer, de primera mano, su historia y sus orígenes. Se persigue, en definitiva, acercar al mundo rural los grandes testimonios y su patrimonio histórico.

El director del Archivo Histórico Nacional ha comentado durante la reunión que en 1980 se trasladó a Madrid el archivo del Sacro Convento Castillo de Calatrava. Los documentos pasaron, además de por Almagro, por el Castillo de Calatrava la Nueva y por el Castillo de Calatrava la Vieja. Juan Ramón Romero ha remarcado que también se conservan y se custodian los documentos para la gente y ha conferido una gran importancia a que sean conocidos y difundidos. Ha añadido que este proyecto gira en torno a seis claves: territorio, identidad, memoria, pasado, presente y futuro.

La UNESCO reocnoció a España como el país que más documentos tiene en el Registro de la Memoria del Mundo. No en vano, en nuestro país hay siete archivos principales, entre ellos el Histórico Nacional, donde, según ha indicado su director, se convervan cientos de miles de documentos, entre los que aparecen muchos ligados a la provincia de Ciudad Real.