Taller de Yoga en familia: gozar del niño interior y potenciar nuestro vínculo

|

030320 VA TALLER




El domingo pasado 1 de marzo de 2020 la asociación La Cometa abrió su temporada primaveral de actividades con un taller muy especial – Yoga en familia. Diez familias llenaron la sala del centro La virgen de Los Llanos para sentir la armonía de los mejores sentimientos que nos hacen una familia. Esta maravillosa experiencia ha sido posible gracias a la maestra Clara Adrián Segura que nos enseñó cómo abrir el potencial del vínculo que tenemos a través de la actividad corporal y espiritual.

Ha sido emocionante ver y compartir la sintonía de las familias: han venido hermanos de diferentes edades, los hijos únicos, los primos y hasta unas generaciones enteras de abuela – madre – hijas… Hasta los más pequeños han participado en todos elementos del programa largo, pero muy divertido.

Las familias inauguraron el taller de Yoga con ofrendas de elementos saludables para después poder compartir una merienda solidaria. Los niños entregaron sus ofrendas en el altar y nos colocamos en las colchonetas en modo círculo. Acompañados por la bonita canción, con el gesto de “Námaste” (“me inclino ante ti” en sánscrito) nos saludamos unos a otros. Después de abrir nuestra mente, calentamos nuestro vehículo físico para hacer una danza.

Clara organizó un corro que bailó una danza tribal en vocación de la tierra: pequeños y grandes nos hemos movido en sintonía hacia uno y otro lado pisando fuerte la tierra. Esta danza es una manera de mostrar el compañerismo y homenajear nuestras raíces. La raza humana siempre ha destacado por su modo de vivir la vida creando vínculos que han evolucionado en una sociedad avanzada, pero al fin y al cabo seguimos siendo una tribu grande. Una familia, una tribu, una sociedad y un mundo que debería ser así: pacífico, armonioso y divertido.

Otra danza parecía ser una fusión de las generaciones: los mayores de un lado y los pequeños de otro, nos acercábamos para unirnos en un salto con palmadas. Los niños gozaron de este ejercicio esperando el momento de “chocar los cinco” y de seguir los cambios de bandas.

Los momentos divertidos siguieron con el juego del “puente” donde los adultos formaron un túnel por debajo del cual pasaban los pequeños. ¡Y qué risas cuando algunos padres se atrevieron a pasar por el “microtúnel” que construyeron niños en la asana “perro boca abajo”! Después hicimos el descenso de los niños haciendo de troncos rodantes por el suelo y lo repitieron niños mayores para sus hermanitos más pequeños.

Hemos hecho unos estiramientos corporales con elementos de juego con pelota que iba de unos a otros, invitando así a hacer el ejercicio. Al recibir la pelota, hemos estirado el cuerpo de nuestro niño que la sujetaba, y después mandábamos la esfera a rodar a otra familia.

En la rueda de gestos a través de las mudras (símbolos que se expresan con las manos) hemos aprendido cómo es la vida: el gran amor a nuestros hijos para respetar su libertad y poder desapegarnos con valor.

La sesión llegaba a su fin con un rato de relajación: tumbados en las colchonetas en la postura fetal, nos abrazamos y sentimos el latido de los corazones. Después de volver a la luz con las pilas cargadas, las familias compartimos la merienda saludable donde no faltaba fruta fresca, frutos secos, pasas y bollería casera.

El taller de Yoga en familia ha sido todo un éxito. Desde la asociación La Cometa damos nuestro profundo agradecimiento a Clara Adrián Segura y a todos los participantes por esta actividad mágica. Om shanti, y hasta la próxima…