El obispo presidió la celebración del 50 aniversario de la Parroquia de San Juan Bautista de la Concepción

|

50 au00f1os Misa obispo


El  obispo de Ciudad Real, Gerardo Melgar, animó a los fieles de la parroquia de San Juan Bautista de la Concepción  para  que continúen en el  caminar,  como lo han hecho en los primeros cincuenta años de vida, en la celebración de la misa  en honor del titular dentro de los actos centrales con motivo de sus bodas de oro.


 Concelebraron con el obispo Gerardo Melgar, los párrocos in solidum del templo Jesús Navarro y Eduardo Guzmán, así como el que fuera titular  de 2009 a 2015 Manuel Infante, el párroco de Santa Catalina Benjamín Rey, y el arcipreste de Mancha Este  José Carlos.


  Al igual que en los anteriores días del triduo se realizó una introducción por parte de los feligreses, señalando  el obispo en su homilía  que la celebración de estos primeros cincuenta años  de vida  de la  parroquia es algo muy especial  que, señaló,  hace sentir más   comunidad a todos y a cada  uno de  cuantos la forman.


   Realizó una llamada  a seguir trabajando  para  que la comunidad sea cada día más viva por la participación y la corresponsabilidad de todos  los que la forman y sentirse así más cerca de Dios.


    Destacó el sentimiento de gratitud por todo lo que la parroquia ha aportado a los fieles, a través de  la formación  y los sacramentos, así como a los sacerdotes que han pasado por la misma, algunos  ya fallecidos, animando   a los feligreses a ser corresponsables todos de la parroquia y no sólo los sacerdotes, animando asimismo a tener presentes las necesidades de los que precisen la ayuda de la comunidad.


  En el momento del ofertorio le fueron entregados al Obispo desde la luz que iluminaba la celebración, a escapularios de la cofradía de Jesús Rescatado, así como flores para el altar y el  pan y el vino de la celebración.


    Antes  de concluir  la misa el obispo incensaba la imagen de San Juan Bautista de la Concepción, que estaba colocado en un lateral del altar mayor, se entonaba el Himno al titular del templo.


  El templo se encontraba  completamente lleno de fieles, teniendo muchos de ellos que seguir la celebración de pie. El alcalde de La Solana, Luis Díez-Cacho y concejales de los grupos socialista y de ciudadanos, así como directivos de las cofradías  y movimientos parroquiales  asistieron a la eucaristía, interviniendo en la parte musical el coro de la parroquia.