Diputación y Junta promueven en la provincia la eficiencia energética y el desarrollo sostenible con una inversión de 6,6 millones de euros

|

Dipucr


La Diputación de Ciudad Real y el Gobierno de Castilla-La Mancha gestionarán en lo sucesivo una inversión de 6'6 millones de euros con el objetivo de que todos los ayuntamientos de la provincia acometan actuaciones que tienen que ver con la eficiencia energética y el desarrollo sostenible. La apuesta de ambas administraciones por liderar la producción de energías limpias, campo en el que nuestro territorio destaca en el contexto regional, se complementa con la puesta a disposición de los municipios de recursos para que puedan adoptar medidas en materia de transición energética.


El presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, ha celebrado una dilatada reunión de trabajo esta mañana con el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, un encuentro que el primero ha calificado de "fructífero y muy interesante para la provincia" en el sentido de que se trata de una importante inversión "para hacer de Ciudad Real un territorio sostenible con baja emisión de carbono". Ha explicado que, a los 5'5 millones de euros que tramitará la Junta, la Diputación añadirá el 20 por ciento, un montante que en el conjunto de todos los pueblos, en especial en los más afectados por la despoblación, permitirá materializar más de 300 iniciativas.


En concreto, se podrán acometer envolventes de edificios públicos, sustitución de luminarias para favorecer el ahorro energético o llevar a cabo instalaciones relacionadas con la energía fotovoltáica, biomasa, etc. También se podrá intervenir en los colegios, centros sociales, consultorios médicos y en instalaciones deportivas. Entiende Caballero que hay que ejecutar actuaciones que son necesarias para convertir la herencia que hemos recogido de nuestros padres en un valioso legado para nuestros hijos.


Ha añadido, a este respecto, que en un territorio como el nuestro, con un gran potencial natural y medioamiental, las administraciones tienen que dar un paso más y hacer una apuesta decidida por cambiar de manera sustancial el consumo energético. Considera Caballero que si a la ciudadanía se le pide un esfuerzo en este sentido, todas las Administraciones tienen que dar ejemplo.


Por su parte, el consejero de Desarrollo Sostenible ha detallado las ayudas que el Gobierno regional pone a disposición de la provincia de Ciudad Real y de sus municipios para que puedan adoptar medidas en materia de transición energética.


“Se trata” -ha señalado Escudero- “de unas ayudas que ya hemos aprobado por importe de 27,5 millones a repartir entre las cinco provincias”, por lo que a Ciudad Real le corresponden “5,5 millones”. Estas se verán incrementadas hasta los 33 millones de euros (6,6 millones por provincia) gracias al 20 por ciento que aporta en el caso de Ciudad Real la Diputación, ha dicho tras recordar que en la joranda de hoy se conmemora el Día Mundial de la Energía.


Ha recordado que son tres los ejes que aglutinarán las ayudas. El primero estará dotado con un millón de euros y se destinará a actuaciones que propicien que estos inmuebles sean más eficientes. A esta primera partida hay que sumar otros fondos que estarán destinados al fomento de las energías renovables en infraestructuras y edificación.


Por último, se ha establecido un tercer eje que se ocupa de la movilidad sostenible para la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en la provincia Ciudad Real.


Escudero ha reiterado que la transición energética es una prioridad para el Gobierno de Castilla-La Mancha. Y ha indicado que las ayudas anunciadas hoy se encuadran en los objetivos recogidos en la Estrategia de Cambio Climático de Castilla-La Mancha (Horizonte 2020-2030), así como en el Plan Estratégico para el Desarrollo Energético de Castilla-La Mancha 2030, que actualmente está siendo redactando.