La empresa Skydweller, adjudicataria de los derechos de superficie del aeródromo de Valdepeñas

|

100220 va aerodromo




La empresa estadounidense Skydweller ha sido la que se ha quedado finalmente con el aeródromo Manuel Sánchez de Valdepeñas. Así lo ha confirmado este lunes el portavoz del Equipo de Gobierno, Francisco Delgado, a preguntas de los medios de comunicación. Y es que la oferta económica de la empresa de fabricación de drones ha sido la única que se ha presentado al procedimiento de adjudicación abierto por el Ayuntamiento de la localidad y que ha finalizado esta semana, cumpliendo además con todos los requisitos exigidos. En torno a las doce del mediodía de este viernes la mesa de contratación ha cerrado el acta y la semana que viene se dictará la resolución administrativa de adjudicación de la concesión por decreto de alcaldía.


La oferta económica presentada por la empresa está por encima de los detalles que contemplaba el pliego de licitación. Oferta que asciende a 101.000 euros frente al mínimo de 95.000 euros contemplada por el Ayuntamiento.


Después de esta adjudicación, la empresa podrá empezar a planificar su proyecto para la materialización de la planta dedicada a la construcción de aeronaves no tripuladas en los terrenos del aeródromo de 150.000 metros cuadrados de extensión.


Hay que recordar que desde hace semanas ya se venía hablando de la posibilidad de que esta empresa se instalase en Valdepeñas después de los problemas técnicos surgidos con el aeropuerto de Ciudad Real, lugar donde iba a instalarse inicialmente. En el pasado desayuno informativo post-navideño que el alcalde, Jesús Martín, mantuvo con los medios de comunicación, el primer edil ya lo calificó de muy buena noticia para Valdepeñas, puesto que conllevaría la creación de cien puestos de trabajo directos y vendría a sumarse a Tecnobit, poniendo a la Ciudad del Vino como referente en el sector del I+D+i.