El Sescam, condenado a pagar una indemnización de 5,5 millones de euros a la familia de una niña que quedó tetrapléjica por una negligencia en el Hospital de Valdepeñas

|

200416 va hospital




El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) deberá de pagar una indemnización de 5,5 millones de euros a la familia de una niña que quedó tetrapléjica por una negligencia médica en su parto, que tuvo lugar el 14 de octubre de 2012 en el Hospital de Valdepeñas. Ha sido el juzgado de lo Penal número 1 de Ciudad Real el que ha emitido la sentencia que ha sido dada a conocer este miércoles por la Asociación del Defensor del Paciente, quien ha destacado que se trata de la "mayor idemnización por mala praxis médica impuesta en España". Su presidenta, Carmen Flores, ha estado acompañada por el abogado que ha llevado el caso, Francisco Javier Fernández-Bravo, y la madre de la niña.


La cantidad de 5,5 millones de euros es la suma de tres millones de euros, en concepto de intereses y los 2,5 millones de indemnización. A ello se añade una pensión anual de 25.500 euros para los padres. Así, la condena penal por "lesiones de imprudencia profesional grave" al ginecólogo y la matrona que asistieron el parto ha resultado de conformidad, no así la indemnización, que es recurrible.


Según la sentencia, el 14 de octubre del año 2012, en un contexto de recortes en la sanidad pública de Castilla-La Mancha, la matrona y el ginecólogo que siguieron el parto, “con un proceder absolutamente negligente, no adoptaron las medidas necesarias encaminadas a solucionar la situación de pérdida de bienestar fetal, en orden a la finalización del parto y evitación de un sufrimiento fetal irreversible”. Debido a ello, la niña sufrió "un grave y severo daño neurológico por la falta de oxígeno, causada por el descenso repetido y mantenido de la frecuencia cardíaca fetal". 


La menor, que tiene 8 años de edad en la actualidad, sufre daño neuropsicológico muy grave, tetraplejia, eplipesia no controlada, desorientación, dependencia absoluta de una persona en las actividades de la vida diaria. Por ello es totalmente dependiente para la alimentación, aseo personal, vestirse, arreglarse, para trasladarse, etc. También, posee secuelas motoras y sensitivas de origen central y medular.


La Junta asegura que la menor recibió los cuidados necesarios


Por su parte, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha señalado que la familia de la niña "ha recibido los cuidados necesarios" y ha indicado que se produjo un "entendible fallo humano reconocido por los propios autores".


A preguntas de los periodistas, el consejero ha añadido que la indemnización "es algo añadido", puesto que la niña y su familia "han recibido los cuidados que habrán necesitado en este tiempo".