Valdepeñas, entre las estaciones de tren afectadas por el cierre de taquillas por Adif y Renfe en toda España

|

020120 VA ESTACION




Según denuncia en un comunicado la Confederación General del Trabajo del Sector Federal Ferroviario, más de 150 pueblos y ciudades, sin previo aviso, han dejado y dejarán de tener atención directa para la venta de billetes y otros servicios en todo el territorio español, afectando a más de 500.000 ciudadanos.


Adif y Renfe siguen buscando el equilibrio presupuestario ahondando en el debilitamiento del ferrocarril público que utiliza la mayoría de los ciudadanos; ahora, con el cierre de más de 150 taquillas en las que existía presencia del personal, derivando a los usuarios del ferrocarril a la venta de billetes a través de internet, venta telefónica, agencias de viajes, máquinas autoventa, oficinas de Correos y personal a bordo de los trenes.


La medida afecta a todas las Comunidades Autónomas, incluyendo tanto a capitales de provincia, como ciudades con una población importante.


La medida tomada de manera unilateral no ha sido justificada, entre otras, porque el abandono de más de medio millón de potenciales usuarios que pagan impuestos para el mantenimiento de todo tipo de servicios públicos no tiene justificación. En cuanto a la rentabilidad, tampoco, pues en algunas de las estaciones que se han cerrado o van a cerrar, la recaudación supera con creces los gastos que conlleva el mantenimiento de estos servicios.


Una vez más, desde CGT venimos a denunciar la aplicación de criterios mercantilistas de dudosa rentabilidad, que sirven para cuadrar los números contables pero que sumergen en el abandono a miles de ciudadanos, profundizando en la ampliación de lo que conocemos como la “España Vaciada”.


Consecuencias importantes tendrá esta medida en cuanto a la reducción de los puestos de trabajo y la futura precarización de aquellas estaciones que, ante las posibles presiones se puedan reabrir con trabajadores del sector privado.


Señalamos también, que los usuarios más perjudicados van a ser aquellos que por edad o por economía, no pueden acceder a los sistemas de venta a los que las empresas quieren desviar a estos usuarios. Dándose también, la posibilidad cierta de que muchos viajeros que accedan al tren sin billete y pretendan adquirirlo a bordo del mismo, no puedan hacerlo, ya que son cientos de trenes al día los que carecen de interventor, resultando que el viajero puede llegar a destino sin haber abonado el precio del billete.


Muy a tener en cuenta, que en caso de accidente del tren o del propio viajero, el Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV) no cubre a los viajeros accidentados que no estén en posesión de su título de transporte; produciéndose una falta de cobertura de la aseguradora de consecuencias importantes.


Como en anteriores ocasiones, se ha aprovechado la “nocturnidad” que ofrece el periodo vacacional, tanto Adif como Renfe no han comunicado absolutamente nada a este sindicato sobre estos cierres, llegando incluso a informar a sus trabajadores, en el caso de Adif, que no den ningún tipo de información a los usuarios que se acerquen a las estaciones en las que el servicio de venta de billetes se ha cerrado.


Desde CGT vamos a dirigirnos a las empresas y al Ministerio para que cumplan con sus obligaciones de acuerdo al estado de bienestar que sostenemos con nuestros impuestos y que nos tiene que dar derecho mantener los servicios encomendados a estas dos empresas públicas. Pedimos también a los responsables políticos de las ciudades y pueblos afectados para que se dirijan de igual manera a empresas y ministerio, pidiendo el mantenimiento de estos servicios.


También a la ciudadanía, para que exija sus derechos y se manifieste en pos de conservarlos, apoyando también, a CGT en todos aquellos territorios en los que se lleven a cabo acciones para defender un ferrocarril público y de calidad.


A falta de más informaciones, las estaciones que están afectadas por el cierre son:


Castilla La Mancha: Cuenca, Valdepeñas, Villacañas, Almadén, Campo de Criptana, Illescas, La Roda de Albacete, Oropesa de Toledo, Torrijos, Carboneras de Guadazaón, Hellín, Huete, Tarancón, Almagro, Manzanares y Santa Cruz de Mudela.


Castilla y León: Astorga, Briviesca, Guardo, Osorno, Puebla de Sanabria, Aguilar del Campo, Arévalo, Boñar, Cristierna, La Vecilla y Viana de Cega, Sahagún, San Feliz y Almazán.


Extremadura: Plasencia, Illescas, Almendralejo, Cabeza del Buey, Cañaveral, Casatejada, Castuera, Don Benito, Llerena, Mirabel, Monfragüe, Zafra, Montijo y Villanueva.


Asturias: Arriondas, Figaredo, Llanes, Luarca, Navia, Nueva, Posada y Ribadesella.


Galicia: Guillarei, Redondela, O Carballiño, Sarria, Ribadavia, Ortigueira, Burela y Viveiro.


Aragón: Ariza, Ayerbe, Calahorra, Canfranc, Jaca, Sabiñánigo, Samper de Calanda, Tardienda.


Andalucía: Benaojan-Montejaque, Calañas, Campillos, Cortes de la Frontera, Espeluy, Gaucin, Guadalcanal, Guadix, Jabugo-Galaroza, Jimena de la Frontera, Jimera de Libar, Jodar-Ubeda, La Palma del Condado, Osuna, Pedrera, Posadas y San Roque de La Línea.


Cataluña: el cierre serán en Altafulla-Tamarit, Bell-Lloc D'Urgel, Cervera, Flix, Montblanc, Riba-Roja D'Ebre, Tarrega, Valls, Mora de la Nova y Ribes de Freser.


Cantabria: Barreda, Unquera, Cabezón de la Sal, Maliaño la Vidriera y Reinosa.


Valencia: Camporobles y Ontinyent.


Murcia: Cieza.


Navarra: Tafalla.