La Diputación prepara FENAVIN 2021 con una efectiva estrategia de desarrollo y un concepto de negocio innovador

|

261119 cr dipu




La Diputación de Ciudad Real ha iniciado esta mañana, por decisión de su presidente, José Manuel Caballero, los trámites que permiten poner en marcha FENAVIN 2021, un evento organizado por la institución provincial por el que el sector vinícola provincial, regional y nacional apuestan claramente con su presencia cada dos años en la capital de la provincia.

La mejor feria del vino de España y una de las más importantes de Europa y del mundo exige una organización muy profesional, meticulosa y calendarizada, motivo por el que la Junta de Gobierno ha dado hoy luz verde a su puesta en marcha cuando falta más de año y medio para que el pabellón de muestras y exposiciones de Ciudad Real abra sus puertas. Un pistoletazo de salida que supone que se comience a mover un complejo engranaje marcado por una concepción de negocio innovadora y por una efectiva estrategia de desarrollo.

Además de su potente capacidad para generar un gran volumen de negocio y de la importante presencia de bodegas, 1.496 en la edición de 2019, FENAVIN se caracteriza por generar un clima inédito de discusión, difusión y promoción de la cultura del vino de alcance nacional e internacional, al margen de la estrategia principal, que no es otra que las empresas expositoras puedan hacer la mayor cantidad de contactos comerciales que les sea posible.

La organización cuida y trabaja con ahínco para lograr este objetivo primordial. De ahí que haya incluido herramientas como el Marketplace, mejore con cada edición el Centro de Negocios, incentive la gestión de la demanda nacional e internacional con sus respectivos programas de compradores, disponga el programa de contactos antes de que comience la feria, y cuide y potencie la Galería del Vino, donde los que vienen a comprar realizan catas sin presión por parte de los vendedores.

FENAVIN representa, sin duda, para las bodegas que exponen sus vinos una ventana al mundo sin moverse de Ciudad Real. El pasado mes de mayo registró la presencia de compradores e importadores procedentes de más de 100 países, por lo que el trabajo de todo un año se puede llevar a cabo de forma continuada, sin largos viajes y obligadas estancias, durante los tres días de la Feria Nacional del Vino. Se resuelve así a las bodegas, cooperativas y compradores sus necesidades de internacionalización sin tener que salir de España.

En este sentido, los datos de la última edición hablan por sí solos acerca de la importancia y de la trascendencia de FENAVIN. Participaron 1.946 bodegas incluyendo las agrupadas, procedentes de todas las regiones de España, con la presencia de, prácticamente, todas las bodegas de Ciudad Real; Se acreditaron en la feria un total de 111.215 personas; Asistieron a la feria un total de 18.340 compradores; 4.225 comparadores internacionales; 14.115 compradores nacionales; el volumen de contactos comerciales rondó los 495.180 y se acreditaron 3.066 periodistas de medios de comunicación de información general y especializada y 753 periodistas de medios extranjeros.

Crecimiento de las exportaciones

La Diputación viene apoyando desde hace más de 20 años a las empresas del sector vinícola y agroalimentario, especialmente a las empresas de la provincia de Ciudad Real y de toda Castilla-La Mancha a través de esta feria. Y el apoyo ha sido eficaz. Estadísticamente se puede observar un fuerte crecimiento en las exportaciones de nuestros caldos y la influencia de FENAVIN en el PIB de nuestra provincia. No podemos olvidar que Castilla-La Mancha es el gran viñedo del mundo y de ello la importancia que tiene la promoción de los vinos y su impulso para su salida al exterior. De este hecho dan fe las cifras de negocio que, año tras año han ido creciendo.

No sólo las bodegas se han beneficiado de la celebración de FENAVIN, para la organización de este evento se hace necesaria la contratación directa o indirecta de unas 59 empresas, por lo que se contribuye a la creación de empleo. Por otra parte, el gran volumen de montadores, expositores, compradores y visitantes proporcionan un empuje en la ocupación hotelera tanto de Ciudad Real como su provincia. Por no mencionar al gremio de taxistas, restauradores, comerciantes, grandes superficies, etc., que ven cómo durante la celebración de la feria sube notablemente su nivel de actividad.

En otro orden de cosas, FENAVIN cuenta con la presencia de un gran número de figuras relevantes del mundo de la cultura, el deporte y la gastronomía. Prácticamente la totalidad del sector comparte esta evidencia de liderazgo. Acreditadas personalidades han certificado la importancia de esta feria.

Para José Ribagorda, presentador de informativos de fin de semana en Tele 5. “El papel de FENAVIN en el desarrollo del negocio del vino nacional ha sido determinante, además, en muy poco tiempo, lo cual es un mérito añadido convirtiéndose en una feria de referencia no sólo nacional, sino mundial. Además, es una feria interesante, muy bien organizada, con ese componente que tiene para el debate, y esa capacidad para reunir a incontables personas del mundo de la cultura, del periodismo y del arte que han trasmitido sensaciones más allá del negocio que son altamente estimulantes. No me queda más que desearle una larga vida”.

Para Carlos Falcó, marqués de Griñón y propietario de Pagos de Familia Marqués de Griñón “Mi propia bodega ha podido aprovechar la Feria para entrar en uno de los mercados que más interés tenía en desarrollar, como es el chino, y fue FENAVIN la que consiguió que vinieran algunos de los primeros compradores de vino de aquel país. Para ellos fue una revelación y es un ejemplo de lo que le ha podido ocurrir a muchísimos compradores que visitaron la feria, llegados de otros países, y que no han dejado de hacerlo desde entonces”.