El Cerro de las Cabezas, escenario de una cata de vinos íberos de la mano del enólogo Federico Lucendo

|

091119 VA CATA CERRO DE LAS CABEZAS LUCENDO 1




El yacimiento arqueológico del Cerro de las Cabezas ha sido este sábado escenario de una cata de vinos íberos, como no podía ser de otra forma. Se trata de una de las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Valdepeñas con motivo del Día Europeo del Enoturismo para fomentar la cultura vitivinícola, pero también se ha elegido el Cerro de las Cabezas para celebrarla con el objetivo de impulsar el yacimiento y darlo a conocer.


En la cata, que ha estado dirigida por el enólogo Federico Lucendo, se han degustado dos blancos y un tinto que se han sido elaborados especialmente para la ocasión, mediante sistemas que se utilizaban en los siglos V y IV a.C. Además, también se ha degustado Oretano, de bodegas La Encomienda.


Unos vinos que es posible que se comercialicen algún día, según ha adelantado Lucendo, y que están elaborados con variedades autóctonas. Es el caso de un moscatel, que es una de las variedades más antiguas, que ya trabajaban los fenicios. "Son vinos dulces, que no están totalmente limpios, y que tienen cierta oxidación porque se elaboraban en barro", según Lucendo.


Después se ha degustado un airén, una variedad muy común en esta zona y de las primeras que se empezaron a cultivar. "Son vinos aromatizados, donde se utilizaba la miel porque la variedad airén no tiene mucho grado alcohólico y se endulzaban con mieles para conseguir más alcohol", según ha explicado el enólogo.


Además, los asistentes han catado un garnacha, una de las variedades más antiguas de las que hay datos, que se ha aromatizado con hierbas, algo normal en aquella época, como tomillo, hierbabuena, romero o canela.


091119 VA CATA CERRO DE LAS CABEZAS LUCENDO 4


091119 VA CATA CERRO DE LAS CABEZAS LUCENDO 3


091119 VA CATA CERRO DE LAS CABEZAS LUCENDO 5


091119 VA CATA CERRO DE LAS CABEZAS LUCENDO 2