​Fede Lucendo: “Vamos a montar una pequeña terraza para darle mayor visualización a 11 Ánforas”

|

LUCENDO ANFORAS




Comenzó hace unos años como un proyecto muy humilde pero con el tiempo se ha convertido en uno de los puntos de referencia en Valdepeñas a la hora de sumergirse en la cultura del vino. Su tienda, con numerosas referencias vitivinícolas y todos los vinos elaborados por Selección Lucendo, da la oportunidad al consumidor de probar los vinos antes de comprarlos. Además, continuamente celebran catas y talleres para difundir la cultura vitivinícola, como las que celebrarán con motivo del Día del Enoturismo. Y en breve contarán también con una pequeña terraza donde disfrutar aún más de la experiencia de 11 Ánforas. Hablamos con su responsable, el enólogo Federico Lucendo.


¿Cómo ha sido la campaña de vendimia?


En términos generales ha habido menos producción pero nosotros, más o menos igual que otros años, porque como trabajamos con tantos viñedos de secano y de muy baja producción, no lo hemos notado tanto. Pero lo que sí es que ha sido un año alucinante en cuanto a calidad, en tintos y blancos.


¿Qué vinos han salido de ahí? ¿Tenéis alguna novedad?


Estamos haciendo pruebas con un rosado a ver qué tal está y a ver si lo podemos comercializar. Lo que más nos está gustando ahora mismo es el Marta Cibelina, viognier y chardonnay, que se han comportado las dos variedades genial y ha gustado mucho. El tema de Corambres, que es el vino que hacemos con seis meses de crianza que está a muy buen nivel.


Cada mes lo dedicáis a un vino diferente. ¿Cómo nació esa iniciativa?


Para intentar darle más visualización a los vinos que hacemos. Por eso, cada mes lo dedicamos a un vino,  con un descuento especial, para que la gente los pueda conocer. Son vinos a los que hay que darles mucha comunicación, que es también lo que nos toca a bodegas pequeñas como somos nosotros.


Este mes está dedicado a Linze. ¿Qué características tiene?


Una de las características fundamentales que tiene es que está elaborado con una variedad que es la tinto Velasco, que está en peligro de extinción. Aparte de que hay pocos vinos elaborados con esta variedad, lo interesante es que el viñedo tiene más de 140 años, lo que da vinos muy florales, con una gama aromática muy intensa, son vinos para todo tipo de consumidores, no sólo para los entendidos.


¿Qué habéis preparado este año para el Día del Enoturismo?


Tenemos una cata maridaje en colaboración con el IES Gregorio Prieto. También tendremos jornada de puertas abiertas para que la gente pueda conocer nuestra tienda y nuestra cueva centenaria y probar alguno de los vinos que elaboramos.


En la Feria de la Tapa colaboráis con La Fonda este año…


Sí, La Fonda de Alberto ha elegido nuestro vino Corambres, así que muy contentos por poder colaborar y hacer cosas con ellos. Además, van a hacer un maridaje que ya lo presentarán y que es una pasada.


¿Cómo es este Corambres?


Es un vino muy de nuestro perfil porque domina el carácter frutal. Es un tempranillo y está elaborado bajo la técnica de maceración carbónica con seis meses de crianza. Es un vino muy fácil de beber, muy suave, con un color muy particular que lo hace muy llamativo. Pero sobre todo buscamos la gama aromática. Es un vino muy duradero y ecológico, por supuesto, con menos de 30 miligramos de sulfitos.


Estáis trabajando en un nuevo proyecto para tener terraza…


Sí, para darle mayor visualización a la tienda, nos apetecía poner una pequeña terraza, que ya está diseñada y a ver si en unos días la tenemos montada. Es para poder degustar los vinos y vermuts que tenemos junto a algunos platos y cosas que tenemos en la tienda, que van a maridar muy bien. No es una gama muy amplia de carta porque no es nuestro perfil ni nuestro estilo, pero sí con cosas de la tierra y muy elaboradas. Nos apetecía mucho que la gente nos pudiera conocer.


Para quien no os conozca, ¿cómo invitarías a que os visitaran?


Es una tienda muy personal donde se pueden catar todos los vinos que tenemos, que es importante poder catar las cosas antes de comprarlas. Ofrecemos una atención muy personalizada, porque todos los vinos los elaboramos y tenemos un gran conocimiento de todo. A mí me gusta ir a un sitio y dejarme llevar y que me recomienden lo que ellos consideran mejor o más interesante. Nos gusta también adaptar cada vino a cada consumidor, a cada perfil, porque consumidores hay de muchos tipos, igual que ocurre con los vinos.