El ciclo 'Martillo y Trabajadera' finalizan el sábado con un coloquio de la saga de capataces de la familia Ariza

|

221019 va costaleros




Para finalizar la décima edición del ciclo de conferencias Martillo y trabajadera, que organiza el grupo parroquial de Costaleros Madre De Dios del Rosario de Valdepeñas, este sábado 26 de octubre a las 20 horas en el consejo de la Denominación de origen Valdepeñas, contaremos con el cuerpo de capataces de la familia Ariza, compuesto por Rafael, Pedro, Ramón y Javier Ariza.


Los comienzos de esta saga de capataces comienza con D. Rafael Ariza Aguirre (1882 - 1966), fundador de la dinastía que tiene en su honor ser la mas antigua en la Semana Santa de Sevilla, siendo conocido como "Ariza el viejo".
Esta saga familiar, con cuatro generaciones de capataces, que se inicia con Ariza el viejo, la componen José Ariza Mancera, Rafael Ariza Sánchez, Rafael Ariza Moreno, Pedro José Ariza Moreno, Ramón Ariza Moreno, José Ariza Sánchez, Antonio Ariza Bueno y Francisco Javier Ariza Bueno.
Ariza "el viejo", fue primero costalero y después auxiliar durante veinte años, y se convertiría en su “segundo”, del maestro de capataces Rafael Franco Luque, al que Ariza definiría como el mejor capataz de todos los tiempos.
Empezó como capataz en 1910, sacando la Hermandad del Prendimiento y a finales de los años 1920 ya cuenta con cuadrilla propia en la Hermandad de las Cigarreras, llevando como aprendiz a su hijo José.
La denominada época dorada del martillo y la trabajadera corresponde al período 1950-1970, en el que destacan sobre otros los conocidos como «grupo de los seis»: Vicente Pérez Caro, Salvador Dorado Vázquez, Manuel Bejarano Rubio, el propio Rafael Ariza Aguirre, Alfonso Borrero Pavón y Rafael Franco Rojas, que acaparan la mayoría de Hermandades de la Semana Santa en Sevilla.
Cuando fallece en 1966 se hará cargo de sus cuadrillas de la Macarena, la O y San Julián su hijo José.
Otro nombre destacado de la familia D. Rafael Ariza Sánchez, continuador de la dinastía forjada por su abuelo y continuada por su padre José Ariza Mancera. Junto a su hermano José Ariza Sánchez, ha sabido transmitir sus enseñanzas a los cofrades que como costaleros van en la actualidad mandando los pasos.
Capataz Profesional y Maestro de capataces, pertenece a la tercera generación de una saga familiar en la que su abuelo, su padre, él mismo, y sus hijos, han estado siempre en la élite del mando de cuadrillas. 
El número de Cofradías que han ido y van bajo su mando es incontable. Habrá pocas Hermandades de Sevilla que no hayan procesionado bajo el sello de los Ariza. Ha recibido el Nazareno de Plata por parte del Consejo General de Hermandades y Cofradías, Premio Demófilo 1992, por la Fundación Antonio Machado y en 1994 también el diario El Correo de Andalucía reconoce su labor al frente del martillo.
Ambos hermanos siguen la tradición junto con sus hijos, Toni, Ramón, Pedro y Rafael, que continúan con la dinastía en la Hermandad de la O y la Soledad, aunque sus hijos Rafael, Pedro y Ramón van con Carlos Yruela Rojas en el Rocio y Ntra. Sra. de los Sastres y Rafaelito y Pedro va también con Carlos Yruela en Santa Cruz. José Ariza se retira el sábado santo de 2009, tras medio siglo mandando pasos
Actualmente la familia Ariza continua con la saga de capataces en pasos tan señeros en la semana Santa de Sevilla como La Hiniesta, Buen Fin, Siete Palabras, La O y Soledad de San Lorenzo o de Gloria como La Pastora de San Antonio, Candelaria Madre de Dios y Virgen de los Remedios de Villarasa.