La alimentación saludable frente al cáncer de mama, objeto de una conferencia organizada por la AECC

|

Aecc 1




El papel que juegan los alimentos en el cáncer ha sido el tema que ha centrado la conferencia celebrada este viernes en el Centro Integral de Formación e Innovación y que ha organizado la Junta Local de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) dentro de su Semana Rosa del Cáncer de Mama, con motivo del día mundial de la enfermedad, que se conmemora este sábado 19 de octubre.


A la conferencia ha asistido la concejala de Servicios Sociales y Sanidad, María del Mar Marqués, quien ha puesto en valor la importancia de una alimentación saludable. "La gente es consciente de que no se puede comer al libre albedrío, ya estamos viendo cómo está evolucionando la forma de comer y con estas charlas pienso que si hay alguien que duda, es consciente de que no hay que cambiar radicalmente sus hábitos alimenticios, simplemente comiendo un poco mejor se puede ganar mucho en salud".


La conferencia ha corrido a cargo de María Mairena, doctora en Químicas y Bioquímicas de la Universidad de Castilla-La Mancha, quien ha explicado que el objetivo de esta actividad ha sido la de "transmitir, enseñar que es tremendamente importante lo que comemos en la alimentación para que podamos poner en marcha todos los mecanismos de defensa frente a esta enfermedad tan grave como es el cáncer". 


Igualmente, en la conferencia ha intervenido Sonia Muñoz, becada de la AECC en la UCLM de Ciudad Real. Una beca que tiene como objetivo buscar el papel que tienen esos antioxidantes como protectores y antitumorales. Entre esos antioxidantes, destaca el resveratrol, molécula que ingerimos en la dieta habitual, y que está presente en la uva, el cacahuete o el vino tinto, que es capaz de atacar a las células tumorales. Además, ahora también están embarcados en el estudio de otra molécula antioxidante, el santumol, presente en el lúpulo, y de la que esperan encontrar resultados positivos y divulgarlos a todo el mundo.


Así, entre los consejos que han dado destaca la apuesta por una dieta mediterránea, disminuyendo la ingesta de grasas saturadas, alimentos precocinados y modificados industrialmente, e incentivar el consumo de alimentos ricos en aceites, vegetales y antioxidantes.


Aecc 2


Aecc 3