La inauguración oficial de las Fiestas del Vino y el espectáculo de fuegos fríos serán este sábado a las 22:00 horas

|

Plaza fiestas del vino




La lluvia, en forma de tormenta caída a última hora de la tarde sobre Valdepeñas, ha sido la protagonista en la primera noche de las Fiestas de la Vendimia y el Vino. Aunque había amenazado durante toda la tarde, era justo sobre las nueve menos algo de la noche, momento en el que se empezaban a concentrar las peñas en la Plaza de San Marcos para salir en desfile hacia la Plaza de España, cuando comenzaba a llover con intensidad.


Y, aunque no afectó al desfile de peñas, que salió a su hora recorriendo las calles Seis de Junio, Cristo y Virgen, hasta llegar a la Plaza de España, sí que alteró el resto de actos programados, los principales. Y es que por primera vez en muchos años, no sabemos si por primera vez en la historia, las Fiestas de la Vendimia y el Vino no serían inauguradas en su primera noche, sino que se pospondría a la segunda.


Estaba programado que fuera a las 22:30 horas cuando el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, acompañado por el resto de la corporación y la manijera encargada de ofrecer el saludo festivo y el posterior chupinazo, salieran al escenario. Sin embargo, a pesar de que a esa hora la lluvia era leve, se decidió esperar, de manera que a las 23:30 horas el alcalde aparecía en el escenario de la Plaza de España para comunicar que la inauguración sería este sábado 31 de agosto a las 22:00 horas. Después también tendrá lugar el espectáculo inaugural de fuegos fríos programado para el viernes y que tampoco se pudo llevar a cabo por la lluvia.


Como tampoco se celebró el concierto de Lagarto Amarillo, que tuvo que suspenderse por la intensa lluvia que caía sobre Valdepeñas.


Lo que sí salió adelante fue la orquesta Sonital, que ambientó la Plaza de España desde pasadas las 2:00 horas.