Corcovo y Chatograto unen sinergias para crear 'De la tierra a la boca', un nuevo concepto de enoturismo incluido en la Ruta del Vino de Valdepeñas

|

220819 VA CHATOGRATO Y CORCOVO 1




'De la tierra a la boca' es el nombre del proyecto enoturístico que nace de las alianzas entre la empresa de sumillería Chatograto y Bodegas Juan Antonio Megía e Hijos (Corcovo). Una fusión que se encuadra dentro de la Ruta del Vino de Valdepeñas y que tiene el objetivo de fomentar el conocimiento de la cultura vitivinícola sobre el terreno, teniendo presentes los factores que rodean al viñedo y que luego afectan directa e indirectamente al producto final, el vino.


Así lo ha explicado José Carlos Rodríguez, sumiller de Chatograto, quien ha señalado que se trata de una "actividad enoturística que consiste en convivir, paseando entre viñedos, y conocer cómo la orografía, el tipo de cultivo o de poda afectan al producto final".


Para ello, la actividad consistirá en una ruta al viñedo y en una cata que puede ser al aire libre o en la bodega. En este caso se ha elegido el paraje Almazán, donde se sitúan los viñedos de treinta años de historia de los que procede el cencibel joven de Corcovo, a pocos kilómetros de Valdepeñas. Además, la actividad se podrá acompañar de la gastronomía manchega.


Por su parte, Juan Antonio Megía, de Bodegas Corcovo, ha explicado que la actividad relacionará el origen de la cepa de donde sale el vino con el producto final. "Suponemos que habrá gente interesada en hacer este tipo de catas al aire libre y en un entorno tan manchego como éste", ha indicado.


Las inscripciones para participar en esta novedosa actividad se pueden hacer a través de Bodegas Corcovo y el aforo será limitado. Además, se celebrarán bajo petición o a través de distintas convocatorias que se irán organizando.


220819 VA CHATOGRATO Y CORCOVO 4


220819 VA CHATOGRATO Y CORCOVO 2


220819 VA CHATOGRATO Y CORCOVO 3