Héctor Caro: "El fin de nuestro festival es que los chicos muestren lo aprendido durante el año y disfruten de subirse a un escenario"

|

250619 va hector caro




Los días 27 y 28 de junio a las 21:00 horas el Teatro Auditorio Municipal 'Francisco Nieva' de Valdepeñas acogerá un año más lo que ya se ha convertido en un clásico en la programación cultural de la localidad, el festival de fin de curso de la Estudio de Danza de Héctor Caro. Este año lleva por título 'Historias de Nueva York' y comprenderá una serie de historias ambientadas en el Nueva York de los años 30, inspiradas en el cortometraje 'Rhapsody in Blue', de la película de Disney 'Fantasía 2000'. Sobre el escenario veremos a un centenar de personas mostrando lo aprendido durante el curso, con estilos que van del funky, al broadway y al ballet clásico, con vestuario original diseñado expresamente para el festival y este año con un añadido, escenografías proyectadas que son ilustraciones de Lorena Sánchez. Una mezcla de fantasía y magia que promete muchas sorpresas y de la que nos habla en esta entrevista el propio Héctor Caro.


¿Por qué se titula 'Historias de Nueva York'?


Porque la historia se desarrolla en la ciudad de Nueva York en los años 30. Me he inspirado en un cortometraje que transcurre en Nueva York en esa época. Y habrá varias historias. Normalmente tenemos un hilo conductor y este año son varios. Un reto, porque creo que es más complicado de mostrar ese hilo.


¿Qué vamos a poder ver sobre el escenario?


Vamos a ver todos nuestros grupos, las diferentes disciplinas pero todo con un toque de Nueva York. La música tiene esa inspiración de Nueva York también con mucho jazz, blues, mezclado con los estilos nuestros. La pieza con la que empieza el espectáculo es una pieza clásica mezclada con jazz, que es de un compositor de esa época. Y de ahí vamos cambiando de estilos pero siempre intentando mantener el toque de esa época. Es complicado porque tenemos estilos muy diferentes pero creo que lo hemos conseguido.


¿Qué estilos de baile veremos entonces sobre el escenario?


Todas las disciplinas que damos en la escuela, como funky, broadway y ballet clásico. Los tres se van a ir enlazando. Hay grupos de diferentes edades de cada disciplina y excepto broadway que es un grupo adulto, en el resto hay desde los 3 años hasta adolescentes.


¿Cuántas personas habrá entonces sobre el escenario?


Son alrededor de 100 personas bailando y actuando. Porque como intentamos que haya una historia como hilo conductor, hay que bailar e interpretar porque es la base para entender la historia. Y al margen de las coreografías también va a haber mucha interpretación, lo que es un reto para los chicos porque al final son bailarines y la interpretación es un extra, aunque es verdad que para bailar tienes que interpretar, tienes que contar algo.


¿Además de la gente que habrá sobre el escenario, cuánta gente colabora en diseño de vestuario, decorado...?


Colabora con nosotros Sandra Luna, de la tienda Abril, y sus modistas, que se encargan de todo el vestuario. Me ayudan bastante porque son muchos. Yo hago los diseños de vestuario pero necesito a alguien que luego lleve eso a la realidad. Y en el tema de ilustración también colabora Lorena Sánchez, que es una parte esencial en todos los festivales. Se encarga de los personajes, la ilustración del cartel... Este año tenemos un extra, que es que todas las escenografías proyectadas son ilustraciones también de Lorena, o sea que las escenografías son ilustraciones para que todo esté dentro del estilo del cartel, los colores... Es un trabajo extra pero creo que va a ser bonito porque todo es original, cada escena va a ser una ilustración de Lorena.


¿Cuánto tiempo te ha podido llevar preparar todo esto?


Cuando hicimos el festival de Alicia, del año pasado, yo ya tenía la idea. Lógicamente, me puse a trabajar en todo esto en enero para crear la historia, cómo lo iba a enlazar, y con los chicos en torno a dos o tres meses. Me he inspirado en un cortometraje de Disney, 'Rhapsody in Blue', de la película 'Fantasía 2000', que dura 12 minutos, y eso lo he alargado hasta la hora y cuarto que dura aproximadamente el festival. Ver qué metes, qué estilos, vestuario, personajes, ese ha sido mi trabajo previo. Pero es algo que me gusta mucho, es mucho estrés, pero lo disfruto mucho. Y después de cada festival, todo el agobio que he tenido antes, se suple con la reacción del público.


¿Cuál es el objetivo de hacer este tipo de festivales?


Primero, que los chicos muestren el trabajo de todo el curso, ese es el objetivo principal. Están todo el curso trabajando y les gusta al final enseñar lo que han aprendido. Y segundo, pasarlo bien. Porque aunque ahora haya mucho estrés, una vez que se suben al escenario, ellos lo disfrutan mucho. Así que el otro objetivo es disfrutar de algo que no puedes hacer habitualmente, que es subirte a un escenario y bailar. A los que nos gusta bailar es lo que más nos gusta, subirnos a un escenario.


Además este año lo hacéis dos días...


Sí, porque siempre habíamos hecho uno pero es verdad que los primeros años fue genial porque se llenó pero se quedaba gente fuera. Ahora a ver si conseguimos llenar los dos, que es más complicado, pero al menos das opción a que todo el mundo pueda verlo. Y a los alumnos les gusta mucho más porque si se equivocan un día, al otro ya lo arreglan, y se disfruta más. El vestuario lo lucen más, es más agradecido los dos días.


¿Dónde se pueden comprar las entradas?


Se compran en nuestro estudio todos los días de 11:00 a 13:00 horas y de 18:00 a 20:00 horas. Aún quedan disponibles, así que invito a todo el mundo a que venga a comprar la suya. Y en taquilla también habrá.


¿Cómo invitarías a la gente a que vaya a ver el festival?


Si quieren ver un espectáculo diferente y con estilos distintos, y una historia diferente, con un vestuario muy pensado, una escenografía original, ilustraciones, la música que va a ser una preciosidad, les invito a que vengan a disfrutar de nuestras historias de Nueva York.


¿Quieres añadir algo más?


Quería agradecer a María José Martín, que es mi compañera y somos el 50% de este espectáculo. Ella ha hecho muchas coreografías también, así que quiero agradecerle su ayuda en todo esto.