Artículo de opinión del candidato de Democracia Nacional a la Alcaldía de Valdepeñas

|


140519 va democracia nacional


Por qué deben votarnos a nosotros y no continuar haciéndolo al señor Martín. Para ello nada mejor que hacer un balance de la última legislatura, la cual es bastante extensible al resto, de la que podría resultar un balance que puede resumirse como un continuismo en las políticas del señor Martín, basadas en operaciones cosméticas que le permiten usar como lanzadera a Valdepeñas para su ascenso en la política nacional, dedicando un escaso tiempo y con gran desgana a la política local para garantizarse su ascenso en el escalafón nacional. El señor Martín ha ido acumulando cargos que, como la alcaldía, la presidencia de la DO, la cual asume con un desempeño más que negativo y su pertenencia a multitud de comisiones en el senado tienen el único objetivo de acumular sueldos y dietas que solo en el senado rozan los 100.000 euros anuales.


Esta política está basada en el lavado de cara del pueblo para que aparente bonito, dedicando sus actos a la conversión y mantenimiento de Valdepeñas en un pueblo de servicios, que, de momento a base de canibalizar población del campo de Montiel por contar Valdepeñas con los servicios propios de una capitalidad de comarca, hace que mantengamos la población. Pero que de seguir con esta política y cuando el campo de Montiel no tenga población que aportar a Valdepeñas empezará un declive igual o incluso peor que el que ahora sufre el propio campo de Montiel.


Esta política de aparentar bonito y despilfarro, tiene entre otros muchos exponentes, por poner unos ejemplos, en gastarse miles de euros en unas pegatinas para los contenedores de basura, casi 30.000€ en pintar un subterráneo que bien podría seguir del color del cemento o alquilar unas esculturas con forma de cabeza por otro buen montón de miles de euros y así sucesivamente.


A la vez que esto se hace, tenemos un montón de concejales liberados que nos cuestan al año unos 250.000 €, unas asignaciones a los partidos políticos municipales de más de 100.000€ y unas políticas de servicios sociales que llevan a que tengamos unos planes de empleo que contratan a personas, en su mayoría extranjeros, a la misma vez que esas personas son necesarias en las labores agrarias o de otro tipo. Planes de empleo que son una prueba mas del despilfarro municipal. Despilfarro del que no son ajenos los diversos servicios de ayuda, en concreto los servicios sociales, donde encontramos a extranjeros que con un sueldo de 1000€ al mes se les paga la mitad del alquiler, cuando hay muchos españoles y también extranjeros que ganan poco mas de la mitad. Así mismo tenemos esos mismos servicios sociales y las ongs que colaboran con ellas dando ayudas a familias polígamas, algo que es un delito y de lo cual no se preocupa un gobierno municipal tan concienciado con la violencia de género. Pero claro, el dinero destinado a combatir esa llamada violencia de género no va destinado a combatirla sino a financiar las asociaciones feministas, en su mayoría ligadas al psoe. Políticas que permiten que decenas de hombres sean denunciados en falso todos los meses tal y como se pueden ver, principalmente los viernes en los calabozos municipales. Con nosotros todas estas políticas no tendrán cabida.


Por ello y por que no creemos capaces que el resto esté demasiado dispuesto a cambiarlas es por lo que consideramos que nosotros somos la verdadera alternativa al consistorio actual.