Más de 200 escolares participaron en un nuevo Caminillo de Santiago

|

 Camimillo con el Apu00f3stol


Más de doscientos escolares de primaria y otros devotos del Patrono de La Solana, Santiago Apóstol, han participado en una nueva edición del Caminillo de Santiago, imitando al compostelano, pero con ámbito local, finalizando en la parroquia de Santa Catalina con el abrazo al Apóstol, actividad organizada por su Hermandad.


En ocasión han participado alumnos de los colegios El Convento, San Luis Gonzaga, Romero Peña, El Humilladero, Federico Romero y El Santo, así como profesores y devotos de Santiago.


Cada año el Caminillo se realiza por una ruta diferente, dando a conocer a los asistentes distintos aspectos relacionados con el arte y devociones religiosas por los lugares que transcurre.


Este año comenzó el recorrido en la ermita del Calvario, donde por el secretario de la Hermandad Paulino Sánchez, se daba a conocer a los participantes diferentes puntos relacionados con ese emblemático lugar, donde además de la ermita en la que se venera la Virgen de las Angustias, se encuentra un montículo con las tres cruces, imitando a las del Calvario de Jerusalén.


La siguiente parada se hizo en el Altar del Camino de la Virgen, lugar en el que durante siglos se recibió a la Patrona de la localidad, la Virgen de Peñarroya, al que peregrinaron los asistentes para escuchar los datos que se les ofrecieron sobre los traslados de la Imagen y su marcha al Castillo de su nombre en la ribera del Guadiana.


Continuando con ese camino de la Virgen se hizo otra parada en la ermita del Humilladero,que es donde llega la Imagen cuando es trasladada desde el Castillo a La Solana, ofreciendo asimismo datos históricos del edificio, así como del primer cementerio que se levantó al lado en el año 1.805 y el actual colegio denominado El Humilladero.


Por último los caminantes se dirigieron a la parroquia de Santa Catalina, en cuyo altar mayor se encontraba la imagen de Santiago Apóstol, que había sido descendida desde el retablo del templo. Allí diferentes alumnos de los centros asistentes realizaron la lectura de distintos aspectos, tanto negativos como positivos de su vida.


Por último todos los asistentes cumplimentaron el rito de dar el abrazo a Santiago, así como el de rellenar la “credencial” que les había entregado la Hermandad y que fue sellada por las Hermandades de la Virgen de las Angustias, de la Virgen de Peñarroya y de la Hermandad de Santiago, así como de la parroquia de Santa Catalina.


Los participantes recibieron diversos obsequios a su paso por los distintos templos, marchando asimismo identificados con signos de la peregrinación que realizaban, al igual que los del camino compostelano.