Podemos-Equo: "La ecología ha de ser una política transversal en el Ayuntamiento"

|


PODEMOS EQUIO


Podemos Valdepeñas ha recibido hasta el momento más de 170 propuestas en la herramienta participativa que puso en marcha hace dos meses bajo el nombre de 'Habla, Valdepeñas, Habla'. De ellas, 39 tienen que ver con el área de medio ambiente, agricultura y energía. Y es que, como apuntan desde Podemos, "hemos sido conscientes de que cuando a la gente se le da la opción de opinar y hablar, la gente tiene propuestas muy sensatas, creativas y beneficiosas para Valdepeñas. Sólo hay que saber escuchar, no sólo basta con reunirse con multitud de asociaciones e invitarlas a tapas y vinos en un mismo momento antes de las elecciones. Hay que dar la oportunidad de que la gente participe en las decisiones de lo que quiere para Valdepeñas”, según María José García Egido, Técnica Superior de Salud Pública de la Junta de Comunidades de Castilla-La mancha y candidata de Podemos-Equo en Valdepeñas.


Por su parte,  Luis Benítez de Lugo, candidato a la Alcaldía de Valdepeñas, ha avanzado algunas de las propuestas que han recibido como "la transición del ayuntamiento y del municipio hacia un modelo energético sostenible con suministro de energía renovable. ¿Quién no ha estado en instalaciones del ayuntamiento donde se hace un abuso del uso de calefacción, suponiendo un derroche de energía innecesaria que paga todo el pueblo?”.


Algunas de las propuestas llegadas sobre Medio Ambiente hablan de campañas de concienciación en el uso adecuado de infraestructuras por parte de los ciudadanos, sobre la tenencia de perros, sobre la limpieza de nuestro municipio o sobre el uso adecuado del agua.


Además, Podemos-Equo proponen también para Valdepeñas una transición hacia una jardinería municipal ecológica. “Está muy bien proponer cursos de jardinería ecológica en el ayuntamiento, pero muy poco acertado que el Ayuntamiento no tome nota de ello ni aplique sus principios en su acción municipal. Sería muy interesante hacer un inventario de plantas del municipio para replantearnos el uso de especies autóctonas y plantas de bajo consumo de agua adaptadas a un entorno cada vez más carente de ella. Es improrrogable contar con una Valdepeñas sin glifosato; un herbicida altamente utilizado, según la OMS potencialmente cancerígeno y que ahora tenemos en cada arriate de nuestros árboles porque el ayuntamiento lo ha puesto allí. No puede llamarse ‘Concejalía de Medio Ambiente’ aquella que no tiene en cuenta la salud de las personas, de las plantas y de nuestro entorno. En Valdepeñas estamos habituados a ver operarios municipales esparciendo glifosato en plena calle utilizando mascarilla cuando un niño o una mujer embarazada puede pasar a su lado, se sabe que ese producto es un alterador hormonal. Hay otras opciones diferentes a su uso, que ya se están aplicando en muchos municipios. Solo hay que interesarse y darle la importancia que merece. Y esto no sucede sólo con el glifosato; hay que restringir el uso de todos los pesticidas que pueden afectar a la población”.