Gregorio Sánchez: "Juana Caro representa un perfil imprescindible en el próximo Ayuntamiento si queremos que gobierne una mayoría progresista"

|


270319 VA GREGORIO SANCHEZ IU

Foto: Raúl Jiménez Obregón


Gregorio Sánchez está llegando al final de una etapa política. Y es que después de varias candidaturas siendo el cabeza de lista de Izquierda Unida e Izquierda Unida-Ganemos, ha decidido ceder ese papel a su compañera Juana Caro, a quien acompañará en la candidatura con la que Izquierda Unida concurre a las próximas elecciones municipales del 26 de mayo. Por eso, hemos hablado con él para hacer un balance de lo que ha representado esta legislatura y del papel que ha jugado IU-Ganemos en estos años en el Ayuntamiento de Valdepeñas.


¿Por qué decides no encabezar la lista de IU para las elecciones?


Algunos nos creemos lo que decimos y siempre he defendido, y defiendo, que los cargos representativos no son vitalicios, que en cada momento hay que escoger a las personas más idóneas para cada situación y etapa, que es conveniente renovar esfuerzos y refrescar potencialidades, además, creo que esto está en el sentir de la mayoría de la sociedad.


Y en lo personal y colectivo saber qué papel jugar y que es lo mejor para la organización que representas. Facilitar la renovación de la cabeza de lista, los cargos públicos, etc…es algo sano y positivo. Y si, además, como sucede en nuestro caso, hay una renovación tan positiva y tan buena para Valdepeñas como Juana, la decisión era muy sencilla.


¿Por qué Juana Caro?


Porque ha sido elegida democráticamente, porque ha dado un paso al frente para reforzar su compromiso político con nuestra organización, porque cuenta con el apoyo unánime de todos nosotros, porque está preparada para hacerlo. Porque es una persona muy coherente y comprometida con la gente de Valdepeñas, porque su trayectoria le avala, una gran mujer, muy cercana con la gente, sin extremismos y capaz de dialogar con todos y con todas. No es nada personalista, al contrario, muy generosa y muy capaz de articular mayorías. Un perfil que será imprescindible en el próximo ayuntamiento, si queremos que gobierne una mayoría progresista.


¿Qué valores representa Juana Caro al frente de la candidatura?


Pues a lo ya comentado con anterioridad. Al frente de una candidatura en la que ella ha tenido mucho que ver, representa la determinación, la fuerza, insisto en la generosidad, la capacidad de aglutinar y crear mayorías y el sentido común. A la que, además, yo le añadiría una experiencia política que pocas mujeres de las que se presentan a las próximas elecciones municipales tienen en Valdepeñas y una mujer muy pegada al día a día y a los problemas de la mayoría de la gente.


¿Cómo va a ser esa candidatura?


Aquí los partidos políticos, siempre respondemos lo mismo y al final queda que todos presentamos una candidatura renovada, joven y con experiencia. Pero en nuestro caso, sí se puede presumir de una candidatura que aúna ambas cosas, siendo absolutamente cierto. Pero, en realidad, lo que más destacaría de nuestra candidatura es su trayectoria y la seriedad de la misma. Nace de un proceso colectivo, asambleario, de reuniones abiertas, democrática, participativa y con experiencia. Yo la veo muy capacitada y conectada con la gente, lo que le hace conocedora de los problemas, sus necesidades y sus posibles soluciones. Es muy intergeneracional, feminista, ecologista e impulsora de la economía social. Con una atención especial a las preocupaciones prioritarias de la sociedad valdepeñera: el empleo, la desigualdad social, la salud, el déficit industrial, la exclusión... la calidad de vida.


Y si la tuviera que definir con una sola frase diría que es una candidatura de la gente de Valdepeñas y con la gente de Valdepeñas, sin otros intereses. Ni de fuera ni individuales.


¿Qué balance puedes hacer de esta legislatura?


Yo creo que, valorando las cosas buenas que ha podido tener, como todo en la vida. Se ha perdido una oportunidad, cuatro años, para avanzar en una Valdepeñas del siglo XXI.


Se repitió con una mayoría absoluta que ha impedido que, al contrario de lo que ha pasado en otras grandes ciudades de nuestro país, se tomara conciencia de cuáles son las necesidades, los problemas reales de la gente y los cambios de valores que tiene hoy en día nuestra sociedad.


No se ha avanzado nada o muy poco en la creación de empresas o empleo que no sea el generado por el propio Ayuntamiento y estamos a años luz de cuestiones que tienen que ver con la salud medioambiental de la ciudad, la transparencia, la participación ciudadana o la regeneración de infraestructuras básicas.


¿Sientes que se os ha tenido más en cuenta desde el Equipo de Gobierno?


Yo creo que influimos más, indirectamente eso es cierto, de lo que hemos sido capaces de dar a entender a la población. Ha habido momentos y ocasiones en las que hemos sido capaces de influir, y mucho, en logros y medidas de esta legislatura. Desde el Gobierno yo diría que nos han tenido en cuenta, aunque no nos han hecho todo el caso que hubiera sido deseable. Y, esto, ha sido negativo para los intereses de la mayoría social. La imagen de “mayoría absolutista” que trasmiten les puede pasar factura… Y también han gastado saliva en despreciarnos.


De las propuestas que habéis hecho, ¿de cuál te sientes más orgulloso que haya salido adelante?


Las relacionadas con el empleo, la consolidación y oferta de empleo público. Y también destacaría las relacionadas con la igualdad, la visibilización del papel en la mujer en nuestra sociedad, la promoción de la salud, el deporte y la defensa de la cultura y la educación. Las medidas propuestas para llegar a una mayor progresividad fiscal en diferentes tasas municipales y el rechazo frontal del Ayuntamiento a proyectos como la minería de tierras raras.


En el debe ha quedado todo lo relacionado con la participación ciudadana y la transparencia municipal.


¿Cómo juzgarías el trabajo que ha hecho el Equipo de Gobierno en esta legislatura?


Por momentos, errático. Y, sobre todo, con una trayectoria muy continuista, sin aliciente y sin saber leer las verdaderas necesidades de Valdepeñas.


Creo que se han quedado anclados en una o dos legislaturas por detrás, y no son capaces de entender que estamos en una sociedad muy cambiante que pide y quiere que se actúe de otra manera a la que ellos están muy acostumbrados. Conforme ha sumado mandato tras mandato ha perdido el contacto con la realidad y si tuviera que decirlo con una sola palabra diría que están apoltronados.


¿Qué perspectivas tienes sobre las próximas elecciones?


Nosotras tenemos muy buenas sensaciones, pero si me lo preguntas en términos generales, creo que son un reto para conseguir un gobierno municipal más centrado en los problemas prioritarios que la sociedad valdepeñera manifiesta ostensiblemente. Es la oportunidad de poner la administración municipal a funcionar en pos de una mejor gestión del día a día, pero también de un proyecto de futuro que pasa por la revitalización económica de la ciudad y por eliminar las evidentes desigualdades que hoy lastran cualquier atisbo de desarrollo sociocomunitario.


Ya te he comentado como surge nuestra candidatura: de hablar con la gente. Tenemos que querer lo mismo para el ayuntamiento: que se pueda hablar. Nosotras creemos en una democracia participativa mucho más que en la simple representativa pero, en tanto en cuanto conseguimos avanzar en esto, lo primero y primordial es que tengamos la fuerza suficiente para ser determinantes. Para conseguir que haya un debate serio con conclusiones y que haya que tener en cuenta la opinión de todos y todas para sacar adelante los asuntos. Las mayorías absolutas se convierten en rodillos que hacen peor todavía la democracia representativa. Creo, con toda sinceridad, que nuestra candidatura está preparada para ser muy determinante en Valdepeñas. Y, además, estoy totalmente convencido que sería lo mejor para el pueblo.