La Cofradía de Jesús Caído acompañó a la Policía Local en la conmemoración de la festividad de su patrón

|


Foto


Una representación de la Junta de Gobierno y de hermanos de la Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, asistió a los actos programados por el Cuerpo de Policía Local 227 de Valdepeñas, con motivo de la conmemoración de su patrón, el Santo Ángel de la Guarda.


En primer lugar asistieron a la Misa de Acción de Gracias que acogió el templo de las Madres Salesianas, ocupando la sagrada cátedra el cura párroco de la Asunción, Enrique Galán Ruedas, que durante su homilía tuvo palabras destacadas para la labor que desarrollan estos servidores del orden. Así mismo les felicitó por su trabajo diario.


Antes de concluir el oficio religioso, el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín R. Caro y el Director General de Protección Ciudadana, Emilio Puig, depositaron una corona de laurel ante los pies de la imagen del Cristo crucificado, entonándose la muerte no es el final por los tenores Antonio Martín Peñasco y Raúl Pérez Díaz, acompañados al piano por Gregorio Rodado.


Los actos continuaron con la entrega de una serie de reconocimientos y discursos, brindándose por España y por S.M. El Rey.


La comisión de la Cofradía de Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, agradeció al Jefe de la Policía Local 227, Cecilio Moreno Hurtado de Mendoza y resto de la plantilla, la invitación cursada.


Hay que recordar que la Policía Local 227 y la citada Cofradía de Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza llevan 30 años vinculados.


En la fotografía, la representación cofrade y el Jefe de la Policía Local.