Beño, un grande de la literatura manchega

|


130119 va brotons 1


Joaquín Brotons Peñasco

www.joaquinbrotons.com



Pascual Antonio Beño Galiana nació en Manzanares en 1932 y residió casi toda su vida en pueblos de Castilla-La Mancha: Daimiel, Puerto Lapice, Tomelloso, Belmonte, Argamasilla de Alba…, ejerciendo su profesión de Maestro Nacional y dirigiendo algunos Institutos de Secundaria, salvo los últimos años de su vida, que se fue a vivir a Sevilla, donde trabajó como funcionario en el Museo Arqueológico de dicha ciudad, en la que falleció en 2008, sintiéndose totalmente fracasado, según me confesó.


Escritor vocacional extremadamente prolífico, que escribió: poesía, narración, ensayo, novela, teatro… y artículos de opinión de todo tipo, pero, particularmente, crítica literaria que publicó, entre otras, en las páginas de la conocida revista manchega: Manxa y en el diario Lanza, en el que publicó miles de artículos, dado que fue fiel colaborador de dicho rotativo desde su fundación hasta su muerte.


CRITICAS


Su primer libro de versos, titulado: “Poemas”, fue publicado en Argentina por Ediciones Cepa y de él escribió, en la revista: “Poesía Española”, Francisco Umbral: “Beño no abandona en ningún momento su acento de sencillez. La emoción que puede acarrear su poesía está ahí, posible en el verso, dicha o no dicha, pero nunca falseada por la retórica. Porque el poeta no quiere engañarse ni engañarnos. Y en algún momento acierta a quedarse vallejianamente desvalido, para que su palabra sea más verdad”.


También la Hispanista Belga y crítica literaria, Francoise González-Rousseaux, se expresó en estos términos sobre la obra de Beño: “Bajo la apariencia de una gran diversidad de temas, la poesía de Pascual Antonio Beño sigue dos tendencias esenciales: de una parte el hedonismo, el erotismo y la moral de la felicidad inmediata, del carpe diem. La cual nos obliga nuestra condición de efímeros mortales. De otra parte, la del profesor, el maestro de escuela, el pedagogo que se desvela por los demás, tomando su poesía un tono didáctico, ya sea populista, intimista, social o mesiánica. Su mensaje poético denota una gran preocupación por la conducta de los hombres y la suerte de este mundo”.


Igualmente, el prestigioso escritor y crítico Luis Antonio de Villena (Premio de la Crítica), redactó, en una carta: “Tus “Cantos a la destrucción de Sodoma” es un cuaderno pagano, como debe ser, que pone voz y bien a lo que Lorca dejó en proyecto. Me gustan los poemas y su tono. Sigamos defendiendo el paganismo aún en tiempos tan lúgubres”.


SU OBRA


A pesar de estas elogiosas reseñas y de que Beño publicó casi 40 libros, entre verso, prosa, teatro e investigación, es un literato apenas conocido fuera de los límites de Ciudad Real, dado que la mayoría de sus publicaciones fueron editas por el propio autor o en ediciones no venales, incluso limitadas para amigos, que a pocos lectores llegaron, así que, agradezcamos a los dioses benignos, que la editorial: “ARS POETICA”, haya publicado en edición de lujo, en su colección: “Non Ovnis Moriar”, una bella y espléndida edición a cargo del escritor Pedro Menchén, bajo el título de: “Poemas, Obra Lírica Completa”, que el citado Menchén -fue alumno de Beño en la escuela primaria en Argamasilla de Alba y posteriormente íntimo amigo- ha hecho una labor impagable recuperando 235 poemas de los cuales 33 son inéditos; poemas, que Beño le iba enviado a su discípulo, dado que, siempre dijo, que su familia quemaría toda su obra inédita, algo que recordé en la necrológica que escribí en Lanza, poco tiempo después de su muerte, en la que redacté, que dejaba más de 20 libros inéditos, según me dijo el propio Pascual Antonio la última vez que hablé con él por teléfono, cuando ya estaba muy cerca su final, hasta el extremo de que ya se despidió de mí, recordándome, que teñía unas 80 misivas de Gregorio Prieto- fueron amigos muy íntimos-, que quería publicar.


En la contraportada del volumen la editorial escribe: “Pocos poetas conozco, exceptuando a Wat Whitman, que tengan una visión atemporal y universal del ser humano tan acusada como Beño, un sentido cósmico de la realidad tan interiorizado”, afirma Pedro Menchén en la introducción de este libro. “Podríamos decir que Beño es, de algún modo, el Wat Whitman español. Hay una gran similitud en sus estilos, temáticas y modos de expresar sentimientos, deseos, esperanzas. Una gran similitud también en la grandeza y generosidad de sus almas, en su amor por el pueblo, por la gente, en su bondad, en su panteísmo, en su hedonismo, en su sentido de la fraternidad humana, en su empatía, en su vitalismo exuberante, en su sencillez”, opinión, que comparto, pero no en su totalidad, ya que, evidentemente Beño no es el viejo poeta americano, pero si está en su línea y canta el amor y el sexo entre camaradas…, dado que el autor de “Los cantos a la destrucción de Sodoma” y “Amantes de amor oscuro”, escribe casi siempre entre líneas…, en la mayoría de los temas que desarrolla, particularmente en la poesía y el teatro, disciplina ésta última, en la que es un excelente dramaturgo, que apenas ha sido representado, aunque ha obtenido varios premios.


CONCLUSION


Beño fue un gran escritor en toda la extensión de la palabra y una persona excelente, bondadosa, buen amigo y confidente, que, a pesar de vivir en un infierno…adoraba a sus hijos y nunca quiso separarse de ellos. Sé perfectamente, que, en aquellos años del franquismo inquisitorial, era muy difícil ser tú mismo, pero creo, sinceramente, que no debió contraer matrimonio, dado que sus versos lo dicen bien claro:


¿Qué me mueve a mirarte, muchacho del crepúsculo,

erguido y solo en el turbión humano,

belleza inexplicable por pocos comprendida,

si tu destino es sólo perderte para siempre,

en esa multitud que nos absorbe,

reos del tiempo implacable?


Bienvenida sea a las librerías esta magnífica edición, que el escritor Pedro Menchén ha preparado muy dignamente, bajo el título de: “Poemas, Obra Lírica Completa”, de Pascual Antonio Beño, un grande de la literata manchega. Hora es de hacerle justicia, tras tanto dolor sufrido, tanta desidia, tanto desprecio, tantas humillaciones…

www.joaquinbrotons.com



130119 va brotons 2

Foto: Pascual Antonio Beño