Abengózar: “Es una vergüenza que el PP pida una ley de tiempos máximos de espera que derogó Cospedal y que el PSOE volverá a recuperar”

|


160318 RG PSOE


La portavoz de Sanidad del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Isabel Abengózar, ha manifestado que “es una vergüenza que el Partido Popular pida ahora una ley de tiempos máximos de espera sanitaria que fue derogada por Dolores de Cospedal en su aciaga legislatura, pero los ciudadanos pueden estar tranquilos porque el Gobierno socialista ya está trabajando en su recuperación”.

En este sentido, Abengózar ha explicado que esta ley no se puede aplicar aún como consecuencia de los 3.000 profesionales que despidió la propia Cospedal, pero “será cuestión de meses para que entre en vigor tras las más de mil contrataciones llevadas ya a cabo por el Ejecutivo regional que preside Emiliano García-Page y por las diferentes ofertas de empleo público. Será entonces cuando haya recursos personales y garantías para su puesta en funcionamiento”.

Por ello, la responsable socialista ha manifestado que “no cabe mayor ejercicio de cinismo e hipocresía por parte del Partido Popular y de dirigentes como la diputada regional Cortes Valentín, además de un engaño o tomadura de pelo hacia los ciudadanos por exigir algo que ellos mismos suprimieron con alevosía”.

Abengózar considera que solo con este ejemplo “el PP queda totalmente desacreditado y ‘desnudo’ ante la sociedad cuando habla de Sanidad, pues estamos ante los mismos que asentaron los mayores recortes presupuestarios, los que intentaron vender cuatro hospitales públicos (Manzanares, Tomelloso, Almansa y Villarrobledo), los que protagonizaron episodios constantes de saturación y hacinamiento de las Urgencias, lo que obligaron a los pacientes a realizar pruebas médicas en un camión a la intemperie o los que dejaron las peores listas de espera de la historia pese a que las manipulaban”.

Precisamente sobre este asunto, la portavoz socialista ha recomendado a Cortes Valentín y a sus compañeros de bancada “que se informen bien y hablen con rigor, y solo así podrán ver que esas 33.041 personas que están en espera de ser atendidas en los seis hospitales de la provincia de Ciudad Real son 9.602 pacientes menos que los 42.643 que dejó Cospedal, y que a nivel regional hay 13.050 pacientes menos que hace un año, por lo que una vez más podemos decir que hace un ridículo considerable”, ha finalizado Abengózar.