Romero critica la “huida hacia adelante” de Page en un debate “cargado de falsas promesas de futuro sin concreción”

|



La vicepresidenta del Congreso y diputada nacional por Ciudad Real, Rosa Romero, ha criticado la “huida hacia adelante” de Page en un Debate sobre el Estado de la Región plagado de “anuncios y falsas promesas de futuro sin ninguna concreción”.


Romero ha asegurado que Page no hizo “ninguna autocrítica, ni el más mínimo gesto de sinceridad”. En su opinión, los castellano-manchegos esperaban que hiciera propuestas, que diera ideas y presentara un programa para crecer, crear empleo, mejorar nuestra sanidad y resolver los problemas en educación, “pero lo que vimos fue una intervención de un presidente que decía falsedades, que no hacía ninguna propuesta en positivo y que no decía qué va a hacer para ayudar a los castellano-manchegos a progresar”.


Está convencida de que Castilla-La Mancha ha sufrido un “parón” porque Page “está demasiado ocupado en sus líos internos, en sus congresos, en mirarse el ombligo y en garantizar su supervivencia”.


La diputada nacional ha apuntado que lo que no dijo Page durante el debate es que se están batiendo récords en derivaciones a la sanidad privada, que hay 20.000 personas más esperando a ser intervenidas quirúrgicamente que cuando gobernaba el PP, que ha perdido más de 150 millones de los fondos europeos para los jóvenes castellano-manchegos, que se está produciendo una fuga de empresas de Castilla-La Mancha a comunidades vecinas más competitivas y con menor presión fiscal, que se vive un caos sin precedentes en la educación con cierres de colegios públicos, como los dos que ha clausurado en la capital; que arrastra una deuda con los ayuntamientos que supera los 117 millones de euros, que somos la única región de España que destruye empleo y que Castilla-La Mancha crece por debajo de la media nacional.


Rosa Romero también ha lamentado que Page se haya olvidado de que debe a la industria agroalimentaria más de 110 millones de euros y de que, por su culpa, Castilla-La Mancha vuelve a ser intervenida por el incumplimiento del déficit, y ha recordado que el objetivo de déficit para 2016 se había fijado en el 0,7%, cerrando el ejercicio con un 0.82%, con una deuda pública de 14.055 millones de euros.


También ha criticado a Page por olvidarse de las promesas realizadas para la capital, de proyectos tan importantes como el hospital de Puertollano o la autovía Toledo-Ciudad Real, un proyecto que está avanzando gracias al compromiso del Gobierno de España, que a aprobado el estudio informativo del proyecto para la variante de Fuente el Fresno mientras Page se olvida de la parte que le corresponde.


Pero si hay algo que Page quiso eludir a propósito es que, por su culpa, en Castilla-La Mancha no se van a bajar los impuestos y ha recordado que rechazó la mano tendida del PP para aprobar los presupuestos a cambio de bajar los impuestos y prefirió echarse en los brazos de los radicales de Podemos y poner como vicepresidente a una persona que no tiene reparos en reunirse con los que intentan dar un golpe de Estado en España. Al hilo de esta cuestión, ha recordado que en estos momentos hay que actuar con firmeza, seriedad y responsabilidad y que “no valen las equidistancias”. Por ello, ha recordado que el PP y el Gobierno de Mariano Rajoy van a ser “implacables” en la defensa de la unidad de España y de la Constitución.


Frente a un discurso de Page “decepcionante”, el PP, con Cospedal a la cabeza, ha presentado un programa de 50 medidas en positivo pensadas para mejorar la calidad de vida de todos los castellano-manchegos y para que la región crezca y genere empleo.