Se cierra sin accidentes la campaña de control de vertidos de mostos en vendimia

|


El concejal de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Movilidad de Manzanares, Miguel Ramírez, ha valorado positivamente la campaña de vigilancia de control de vertidos de mostos que ha realizado la Policía Local durante la pasada vendimia. La campaña, según ha detallado el edil responsable del área, se ha cerrado sin que se produjese ningún accidente.

Este operativo, que se ha llevado a cabo entre el 15 agosto y el 1 de octubre, tenía por objeto evitar accidentes y sancionar a aquellos personas que hicieran vertidos o una mala disposición de la carga de uva en los remolques.

Durante la vendimia de 2016 se produjeron cuatro accidentes, por la presencia en mosto en la calzada, en la zona de la rotonda del vial principal del polígono con la carretera de Alcázar de San Juan. Casi todos los accidentes se saldaron sólo con daños materiales.

Para evitar que se repitiese esta situación, este año la Policía Local de Manzanares ha realizado una campaña de control e información. Desde la Concejalía de Tráfico y Movilidad se ha recordado que buena parte del tráfico de vehículos agrícolas de la comarca atraviesa la zona, a su paso hacia bodegas y cooperativas, en la que durante la vendimia de 2016 se produjeron los accidentes.

En este sentido, desde este área se ha subrayado que el refuerzo de la señalización vial, la campaña informativa y los controles presenciales de la Policía Local ha dado sus frutos ya que no se ha registrado ningún siniestro. Además sólo se ha denunciado a un conductor por vertidos.

Desde la Concejalía de Seguridad y desde la Jefatura de la Policía Local han mostrado su satisfacción no sólo por el buen resultado de la campaña. Especialmente se han mostrado satisfechos por el buen comportamiento general de conductores y agricultores en esta vendimia que acaba de terminar.

Exceso de velocidad

Por otra parte, el concejal ha explicado que en una reciente campaña de control de velocidad realizada en Manzanares se detectó a un conductor de La Solana circulando a 119 kilómetros por hora en una vía urbana cuya velocidad está limitada a 50 kilómetros por hora. La Policía Local ha comunicado la infracción al Juzgado para que instruya las diligencias oportunas ya que podría constituir un presunto delito contra la seguridad vial. Las sanciones que recoge el Código Penal para aquellos conductores que excedan los límites de velocidad establecidos en vía urbana incluyen, dependiendo de los casos, retirada del permiso de conducir, multas económicas o penas de cárcel.

Desde la Concejalía han subrayado que este tipo de hechos ratifican la necesidad de mantener las campañas de control de velocidad. Campañas con las que se pretende seguir concienciando a los conductores de la importancia de respetar los límites de velocidad fijados para prevenir accidentes y reducir, en el caso de que se produzcan, la gravedad de los mismos.