Laura Cifuentes: “La enfermedad mental es el patito feo de las discapacidades y puede afectar a cualquier persona”

|


Este martes 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, este año bajo el lema ‘Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras’. Un lema con el que se ha creado una identidad visual, que en esta ocasión ha querido poner frente a frente al empresario que debe romper las barreras de la empleabilidad y a la persona con un problema de salud mental que accede al mundo laboral desquitándose del lastre de la máscara tras la que oculta su verdadero ser. Y es que cualquiera podemos sufrir en un momento dado una enfermedad mental y se hace imprescindible sensibilizar a la sociedad y romper las barreras para tratar al enfermo mental con normalidad. En Valdepeñas, la asociación Apafes trabaja para conseguir éste y otros objetivos, tal y como nos cuenta en esta entrevista Laura Cifuentes, educadora de la asociación


¿Qué es Apafes?


Apafes es una asociación constituida por familiares de personas con problemas de salud mental para buscar soluciones y ayudas a esos problemas.


¿Con cuántos enfermos trabajáis?


Trabajamos con 14 familias y todos ellos viven en Valdepeñas.


¿Cuál es el objetivo de la labor que realiza Apafes?


El objetivo es el de intentar ayudar en todo lo posible a las personas que tienen problemas de salud mental y a sus familias.


¿De qué manera les ayuda?


Por un lado, la atención a los usuarios se hace a través de talleres ocupacionales de diferente índole. Siempre intentamos que abarquen todas las facetas. Hay talleres de manualidades, arteterapia, tiro con arco, gimnasia de mantenimiento y petanca. La salud mental y la salud física van totalmente unidas. Además, tenemos talleres de informática e Internet y de estimulación cognitiva. Tenemos otro taller de repostería. Y, por otro lado, tenemos la parte de ayuda a familias, donde contamos con el apoyo de una psicóloga. En un primer momento, la mayoría de familias llegan a través de Salud Mental y cuando les dan el diagnóstico de que tienen un problema de salud mental, llegan desorientadas. Entonces, la labor de la asociación principalmente es la de asesorar y escuchar. El apoyo de una familia con otra siempre viene bien porque las personas que ya han pasado por eso te sirven de referencia y te aconsejan y asesoran.


¿Qué tipo de enfermedades son las que más suelen darse?


No hay ninguna que destaque sobre otra. Hay de diversa índole, como esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión, ansiedad,…


¿Con la crisis se han incrementado los casos de depresión y ansiedad?


Sí, se ha notado bastante. También se ha notado la afluencia de personas cada vez más jóvenes, muchos de los casos asociados a temas de drogodependencia. Hay que tener en cuenta que dependiendo de la situación laboral y personal de cada uno, nos puede llevar a que de repente salte el chip. De todas las discapacidades, la enfermedad mental es el patito feo y puede afectar a cualquier persona y a cualquier edad. Una situación de crisis puede desencadenar un mayor número de personas que sufren problemas de salud mental.


¿Esos estigmas de parte de la sociedad hacia estas personas, de los que siempre se ha hablado, siguen existiendo?


Siguen existiendo y se nota. Trabajo con ellos diariamente y una de las cosas que hacemos es salir fuera porque una de las cosas necesarias es que adquieran habilidades sociales que a lo mejor han perdido porque por la enfermedad han perdido a sus amigos o que vuelvan a recuperar las conductas que tienen olvidadas. Salimos en grupo y noto ese rechazo social. Una enfermedad mental no se ve y se nota el desprecio de ciertas personas que están trabajando y te atienden regular. Se ve, se palpa. Yo he trabajado con diferentes discapacidades, creo que he tratado todas, y en ésta es donde más se nota. Por parte de las asociaciones tiene que ser un objetivo principal el de sensibilizar a la sociedad. Hay que empezar con las familias que, cuando se encuentran con estos casos, muchas reaccionan callándoselo y mienten sobre lo que ocurre. Más adelante hay que seguir con los amigos y, si nos metemos en el tema laboral, los propios empresarios desconocen lo que es tener un problema de salud mental. Nos da miedo por desconocimiento, no por otra cosa. Es una labor nuestra romper esa barrera y también es labor de los medios de comunicación.


Uno de los talleres que lleváis a cabo en Apafes es el de arteterapia. ¿Cómo surgió y de qué manera les ayuda?


Teníamos el taller de manualidades y a raíz de empezar a trabajar con pintura y tela, nos dimos cuenta de que les gustaba. Se lo planteé y surgió lo de la pintura como para hacer algo sencillo. Al principio tenían miedo porque pensaba que no serían capaces y ahora es el segundo año que exponen sus obras en el Punto de Lectura del Canal.


¿Qué beneficios les aporta?


Se relajan de manera inmediata, el ambiente se calma cuando se sientan y empiezan a pintar. Entonces surge la terapia porque es el momento en el que ellos empiezan a contar lo que les ha pasado y plantean ir al psiquiatra. Y hablan entre ellos de lo que les pasa. Surge solo. Y surge con pintura.


¿Cómo es la reacción de los monitores cuando veis las obras acabadas y lo que han sido capaces de hacer?


A mí me enorgullece un montón. Cuando tienes las obras dentro del aula, está todo desordenado pero el hecho de exponerlo en la calle hace que las obras se vean más bonitas aún. Pero lo que me enorgullece es que ellos quieran exponer sus cuadros y quieran poner su nombre en ellos sin esconder que pertenecen a una asociación de salud mental. Y se sienten muy orgullosos de lo que han hecho porque la gente también les reconoce el trabajo. Eso a ellos les anima un montón.


¿Qué actividades habéis organizado con motivo del Día de la Salud Mental?


Primero hicimos la exposición de pintura en el Punto de Lectura del Canal y hemos tenido el acto institucional en Ciudad Real. El día 10, Día de la Salud Mental, vamos a Toledo al acto organizado por la Fundación Sociosanitaria. Además, los chicos recibirán un premio porque nos presentamos a un concurso de carteles con motivo del Día de la Salud Mental que este año lleva el lema de ‘Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras’. Y a través de ese lema, creamos un boceto, hicimos el dibujo y mandamos el cuadro y se han quedado los segundos de toda Castilla-La Mancha. Además, el día 11 tendremos mesas informativas en el hospital de 11:00 a 13:00 horas junto a la Fundación Sociosanitaria de CLM. Y terminaremos con el mercadillo de artesanía de 11:00 a 20:00 horas.