Alonso Cordel: “Cuando alguien lee lo que has escrito y considera que eres un poeta, entonces lo eres, no porque tú digas serlo”

|


Pedro Gómez-Cornejo Delgado, también conocido como Alonso Cordel, acaba de recibir en las Fiestas del Vino la Medalla de Letras Juan Alcaide. Su currículum comenzó con un libro de poemas que el autor editó en Madrid, titulado ‘En un vértice agudo y penetrante'. Más tarde, apareció ‘Épica Inversa’, ya en la época de los 80. Su tercer libro ‘Luna-Hiena’, obra caracterizada por los problemas amorosos. Otros títulos que engloban su gran lista de publicados son ‘Farolitos de cristal’, ‘Las Malas Notas’, ‘Doce botones o más’ (para niños), ‘De perdido lugar’, ‘Otro cielo no esperes’, ‘Tangos para una milonga’ y ‘Girándulas… para ti’. Desde El Eco de Valdepeñas, hemos querido conocerle un poco más.


¿Qué se siente al ser reconocido con la Medalla de Letras Juan Alcaide de Valdepeñas?


Siempre me ha molestado que cuando han pasado uno, dos o cinco años se hayan acordado de las personas después de estar muerta. Me ha parecido siempre que es algo injusto, porque deberíamos de acordarnos de la gente cuando está viva, para compartir los sentimientos. Desde ese punto de vista, he sentido alegría al pensar que, después de pasar tanto tiempo fuera de Valdepeñas, mis paisanos se acordasen de mí. Pero, es cierto que jamás he pensado que podría ser el merecedor de este reconocimiento. Nunca me han interesado los premios ni los reconocimientos. Casi si me apuras, no he seguido estos años de atrás a quién le habían dado este tipo de premios.


¿Qué significa para ti este reconocimiento?


Todos tenemos que ser reconocidos alguna vez por alguna pequeña o gran cosa que hayamos hecho. No hay nada especial dentro de mí que me haga sentir que significa algo más allá de lo que significa. Lo agradezco mucho. Me gusta que me hayan considerado poeta. Siempre pienso que un poeta no es aquel que escribe poemas o aquel que se llama así a él mismo. Un poeta es cuando alguien realmente leyendo lo que tú escribes, piensa que tú eres poeta, no porque tú lo digas. Eso no es la poesía. De modo que de alguna manera me ha alegrado.


¿A quién dedicas este premio?


La verdad es que no he pensado en dedicárselo a nadie. Es cierto que he dedicado libros y una sesión. A mi última pareja le he dedicado mis tres últimos libros, aunque no es normal dedicar tres libros a una misma mujer. Y yo lo he hecho. Pero desde entonces, no he dedicado nada a nadie.


¿A qué se debe tu pseudónimo ‘Alonso Cordel’?


Alonso Cordel hace referencia en primer lugar Alonso Quijano, un paisano que me recordaba a Don Quijote. Cordel viene de mis apellidos. Mi primer apellido es Cornejo y el segundo Delgado, pero también era un homenaje a la poesía popular. Es decir, los pliegos de cordel que se vendían en los pueblos, los ciegos con sus guitarras y los recitales.


¿Cómo fue la Editorial Balneario?


Esta fue una editorial que yo creé. Allí edité mi segundo libro ‘Épica Inversa’. Me fui a trabajar a Valladolid y allí conocí a muchos poetas, sobre todo a gente de Salamanca, como a Aníbal Núñez.


¿Cómo es para ti tener esta amplia colección de libros? ¿Tienes en mente la creación de más obras literarias?


No es tan amplia la colección que tengo, porque si se dividen todos estos libros entre los 75 años que tengo, he dedicado muchos años para la creación de cada uno de estos libros. En realidad, no es que sean muchos libros, es que yo tengo muchos años. Respecto a la creación de más obras literarias, he de decir que sí, tengo en mente una. El año pasado, cogí un avión aprovechando un vuelo barato y me fui a Buenos Aires, a conocer exclusivamente el mundo del Tango. Como fue un viaje que realicé solo, me sentía muy inspirado para escribir y plasmé en el papel todo lo que sentí en aquel viaje que duró un mes. De modo que, este será mi próximo libro, que reunirá los poemas de este viaje. El título que le daré, si no cambia nada, será ‘El Viaje a Buenos Aires’.