El centro independiente

|


Parece que la sociedad sigue demandando una opción política que represente un punto medio entre una derecha asfixiada por innumerables casos de corrupción (PP) y una izquierda (PSOE) con demasiados “pretendientes” para llevárselos al huerto de podemitas y “peceros transvertidos” sin olvidarnos de sus numerosos errores en el pasado.



El Partido de Rajoy se ha servido de un apoyo mediático por su falta de carisma especialmente en Cataluña, y cuenta ya con su “marca blanca” que está empezando un progresivo deterioro por sus numerosos cambios estratégicos.



En el plano municipal ¿qué está pasando? Un PP cuyo presidente también tuvo problemas con la justicia, en definitiva, una derecha quemada, aunque apuntalada por un centro derecha, que intenta sacar partido más de su membresía que por su labor en Valdepeñas, sin propuestas interesantes más allá



Una izquierda socialdemócrata con un PSOE de protagonista y una izquierda radical en competencia entre una IU reacia a ser absorbida, y un Podemos antisistema, que no duda en apoyar políticas nacionalistas y cuanto ensucie la España que aborrecen, aunque viven del cobijo que ahora reniegan.



Muchos españoles vienen apreciando la necesidad de un papel de centro capaz de institucionalizar nuestras autonomías, controlar a la “llamada clase política” y propiciar gestiones más transparentes sin la lacra derivada de sistemas de financiación que deben cambiar.



Se necesitan políticas que solucionen los problemas de unos ciudadanos continuamente convocados a mirar hacia un obscuro pasado que no nos lleva a ningún sitio.



¡Hay que impulsar un caminar hacia un futuro mejor contando con todos en la política de 2018 sin quedarnos con un triste pasado de errores desde 1934…!



Nuestro país necesita un nuevo compromiso social, político y ético, donde las personas participen activamente en la toma de decisiones y donde su voz esté realmente representada.


Hay que devolver la ilusión a los ciudadanos, para mejorar nuestra democracia, fortalecer nuestras bases como sociedad y para construir un futuro prometedor.


Trabajaremos para construir y defender una sociedad abierta, libre, justa, igualitaria y solidaria donde nadie sea esclavo de la pobreza, conformismo e ignorancia.


Creemos en la necesidad de que los poderes públicos realicen un papel importante en la protección de la igualdad de oportunidades, así como en el respeto a todo tipo de libertad de creencias.


Una participación de la ciudadanía en política que supere el enchufe y la búsqueda de prebendas.


Hay un espacio entre el PP-Ciudadanos y la izquierda socialista y la radicalidad sin rumbo. Espacio para una formación política de carácter centrista, socio-liberal, progresista y europeísta, que posee como valores principales la libertad, la igualdad y la justicia” no renegamos de nuestro origen pues otros son los que cortaron con las políticas de los orígenes de Ciudadanos.



Con estas señas de identidad, nuestros conciudadanos de Valdepeñas comprenderán la distancia a otras formaciones típicamente de derecha o izquierda.