La Hermandad de Misericordia y Palma peregrinó al Santuario de Nuestra Señora de Fátima, en Portugal

|


Este pasado fin de semana, un grupo de 41 peregrinos de la Hermandad del Stmo. Cristo de la Misericordia y María Stma. de la Palma, Reina de los Mártires, junto con feligreses de la Parroquia, emprendía el viaje hasta el santuario de Ntra. Señora del Rosario, en Fátima (Portugal).



Un viaje que se iniciaba el viernes por la noche y que tendría su primera jornada dividida en dos partes. En primer lugar, visitando la ciudad de Lisboa, capital de Portugal, donde se pudo disfrutar de la ciudad, visitando sus lugares más emblemáticos.



Tras la comida, el grupo llegaba a Aljustrel, pueblo natal de los niños pastores Jacinta y Francisco, recién canonizados como santos por la Iglesia, y de Sor Lucía. Allí, el grupo de peregrinos visitó las casas natales de los tres niños pastores, así como los lugares de las apariciones del ángel de Portugal en el año 1916.





A media tarde, el grupo llegaba al pueblo de Fátima para alojarse en un hotel situado junto a la Basílica de Ntra. Señora. Participando, a continuación, en la misa en habla hispana que se celebró en la Capilla de las Apariciones de la Virgen. Una celebración que fue concelebrada por el Consiliario de la Hermandad, D. Emilio Jesús Montes Romero.



Tras un receso para la cena, comenzaba a las 21:30 h., el Rosario nocturno en la Capelinha de las apariciones, rezado en varios idiomas y que concluía con la procesión de la Virgen por la explanada del santuario, siendo este uno de los momentos más emotivos de la Peregrinación.





En la jornada del domingo, el grupo de peregrinos también participó en la Misa Internacional concelebrada por más de un centenar de sacerdotes en la explanada exterior del Santuario, visitándose también otros lugares emblemáticos como la Basílica de la Stma. Trinidad, el Santuario de Ntra. Sra. del Rosario, la capilla de adoración del Santísimo, etc.


Tras la comida del mediodía, el grupo se despedía de la Virgen rezando el Ángelus y emprendiendo el viaje de vuelta a Valdepeñas.