Artículo de opinión del Colectivo Estudiantil de Valdepeñas

|


La acción sindical es sin duda la principal arma que tenemos para lograr los derechos de la clase trabajadora. Sí, la clase trabajadora, porque aunque aún hoy muchos no lo quieran admitir, seguimos viviendo en clases sociales.


Y es precisamente la acción sindical estudiantil la que ha conseguido grandes logros; logros que han beneficiado a las hijas e hijos de los obreros y obreras (la gratuidad educativa, la eliminación de la segregación de las aulas por sexo, etc.). Y no podemos permitir que sigan masacrando nuestra Educación como ahora se está haciendo.


El Partido Popular, que recortó en nuestra Educación y en Sanidad, además de en las pensiones, pero aumenta el gasto militar y sigue permitiendo que la Familia Real cobre un sueldo asombroso, mientras que la gente se muere en los pasillos de los hospitales, profesores son despedidos y las aulas se siguen llenando de alumnos que reciben una educación pésima debido a la falta de trato de “tú a tú” y directo que para las y los profesores y profesoras es complicado dado la numerosa cantidad de alumnas y alumnos que hay hacinados en las clases.


¿Las huelgas no sirven para nada? Sí sirven, pero no exijamos derechos cuando las huelgas estudiantiles “se hacen en casa” y no en las manifestaciones. Si queremos que nos tomen en serio, tenemos que salir a la calle a dejarnos la voz y los pies de tanto gritar y andar. Y es que este 9 de Marzo tenemos una cita en la calle, y yo, como miembro del Colectivo Estudiantil de Valdepeñas, quiero hacer un llamamiento. Un llamamiento a las madres y padres, a las profesoras y profesores, a las estudiantes, a los sindicatos, y en general, a toda aquella persona que defienda una Educación pública, de calidad, feminista y ecologista. Y esas son las líneas del Colectivo Estudiantil de Valdepeñas, miembro de la Plataforma por la Educación Pública.


Es sin duda algo fundamental. La acción sindical, y en este caso, la acción sindical estudiantil, debe estar basada en la unión de las fuerzas. No podemos disgregarnos, porque cuando eso ocurre, la derecha y los neoliberales aprovechan para imponernos tasas brutales en la Universidad, la Religión como asignatura primordial, las ayudas a los colegios concertados y privados y las trabas a los públicos. Es nuestro deber salir el 9 de marzo a las 11 de la mañana en la Plaza de España; es nuestro deber porque se lo debemos a todas esas personas que lucharon durante el franquismo y en la Transición por todos esos derechos que hasta ahora disfrutábamos y que ahora nos están arrebatando.


No te quedes en tu casa. ¡Movilízate! 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.