El presidente regional valora la “hermosísima paradoja” de poder cumplir con el objetivo de déficit sin despedir funcionarios ni recortar servicios

|



El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado la “enorme y hermosísima paradoja” que podría darse a cierre del ejercicio 2016, ya que sería la primera vez que se cumpliera con el objetivo de déficit marcado por el Estado al mismo tiempo que se siguen contratando trabajadores públicos y se siguen implementado los servicios públicos de la región. 


Así lo ha subrayado el presidente del Ejecutivo autonómico durante un receso en el Consejo de Gobierno de carácter itinerante que se ha celebrado este martes en Mota del Cuervo (Cuenca); una comparecencia ante los medios de comunicación en la que también han participado el alcalde de la localidad, Alfonso Escudero; el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro; y el delegado de la Junta en la provincia de Cuenca, Ángel Tomás Godoy.

El presidente ha lamentado cómo, en los últimos años, se ha despedido a “miles de trabajadores” y se ha recortado “entre un 30 y un 35%” el presupuesto en servicios como la sanidad y la educación sin que se consiguiera cumplir con el techo de déficit marcado por el Estado. “Recortando y despidiendo, el déficit siempre se ha incumplido”, ha recordado García-Page.

Algo que contrasta con la gestión de los recursos económicos del actual Ejecutivo autonómico que podría cumplir con dicho objetivo, además de seguir contratando trabajadores públicos, de convocar ofertas de empleo con miles de puestos de trabajo o de continuar con la reinversión de los recortes en sanidad, educación y servicios sociales.

Para alcanzar esta meta, el presidente de Castilla-La Mancha ha explicado que el Gobierno regional está haciendo “un esfuerzo en el ajuste de las cuentas” y que, aunque aún no están cerradas al cien por cien, “estamos convencidos de poder con las cifras de déficit”.

Apuesta por la Atención Primaria de la región

Al hilo de estas declaraciones, el presidente García-Page ha adelantado que la inversión en Atención Primaria supondrá el 19% del presupuesto de la Consejería de Sanidad en 2017, lo que contrasta con el, algo más del 14%, del último ejercicio del anterior Ejecutivo autonómico.

El presidente de Castilla-La Mancha ha reafirmado su compromiso de elevar esta cuantía hasta el 25% de manera progresiva durante los próximos años; un objetivo de legislatura que podría alcanzarse antes del fin de la misma “al ritmo que vamos” y “considerando que en estos dos ejercicios vamos a gastar 500 millones de euros más de lo que nos encontramos cuando tomamos posesión”.

El próximo año, ha subrayado el presidente, supondrá para Castilla-La Mancha “el despegue del mayor esfuerzo sanitario de España”, con una importante evolución en la construcción de los centros hospitalarios de Cuenca, Toledo, Albacete o Guadalajara a las que, entre otras, hay que sumar las mejoras que se seguirán aplicando a través del Plan de Renovación Tecnológica que impulsa el Gobierno regional.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.