Manuel Moya: "Es muy hermoso cuando valoran tu trabajo y ves que tu esfuerzo es recompensado"

|



El joven actor valdepeñero Manuel Moya vuelve a estar de estreno. Será este domingo cuando la obra de teatro 'El cuarto jinete' suba el telón por primera vez en el Teatro Alfil de Madrid, donde podrá verse todos los domingos de abril y mayo. Se trata de un thriller futurista que recrea un mundo destruido dentro de 54 años, dirigido por Carlos Be y en el que Moya comparte protagonismo con José Ygarza. Una oportunidad de oro para volver a ver sobre las tablas a este prometedor actor que a la vez está inmerso en otra aventura. Y es que forma parte del reparto de la zarzuela 'Cómo está Madriz', dirigida por Miguel del Arco, que se estrenará en mayo en Madrid. Tiempo de novedades para Manuel Moya, quien nos lo ha contado todo en esta entrevista.


¿Qué es El cuarto jinete?


El cuato jinete es una obra escrita por Gustavo Van Lee. Es un thriller futurista que nos retrata un mundo deshumanizado y destruido dentro de 54 años. En la obra hay dos personajes Ludvik que lo interpreta José Ygarza y Jan que es mi personaje. Son antiguos amigos de la universidad, de clase alta, y de repente Ludvik aparece pidiendo a Jan algo que parece bastante descabellado. Es una obra en la que en una habitación, los dos personajes, muestran muchas caras, sus virtudes, sus miedos y más… que no contaré para no desvelar la trama.


Vienes de hacer teatro clásico y ahora llega una historia futurista. ¿Cómo ha sido el cambio?


Grande y maravilloso; y por varios motivos: el esfuerzo que requiere para interpretar el lenguaje tan articulado y artificioso del Siglo de Oro no es el mismo que aquí. En el teatro clásico te encuentras con una partitura ya escrita y tú debes adentrarte en ella, y descubres que en esa partitura ya articulada están las claves de tu personaje. Aquí es diferente, no es un texto encorsetado, la partitura se amplía y no tienes un ritmo y una sonoridad que guía y mantiene el hilo, aquí el ritmo lo buscas y dejas que surja en la escucha interna de tu personaje, no es algo impuesto.


Y por otra parte la escuela que te da el trabajar con los clásicos, al aplicarlo a un texto contemporáneo descubres que te allana el camino y te pone unos parámetros muy exigentes con el texto, su sonido y el sentido que necesitabas para los clásicos. Aunque todos los textos es necesario trabajarlos a fondo, si he notado que esta vez he escarbado más a fondo y he alcanzado otras capas con el texto. Al final todo es válido y lo aprendido en un proceso compruebas que aplicándolo a otro te ayuda a dar de comer las ansias de vida del personaje.


¿Cómo surgió el formar parte de este reparto?


Fue a mediados de enero que se abrió una convocatoria y nos seleccionaron creo que a 12 actores para hacer una audición. Se realizó una prueba conjunta en dos grupos de 6 y trabajamos con Carlos varios aspectos que quería ver de los personajes. Pasadas unas semanas recibo la llamada de Eduardo (es el productor de la obra) diciéndome que querían que formara parte de este proyecto.


¿Qué significa para ti formar parte de la obra y estrenar en el Teatro Alfil de Madrid?


Significa mucho porque vuelvo a estrenar en Madrid y con un equipo creativo maravilloso y para aumentar las ganas nos comunican que se estrena en Alfil que es uno de los teatros referentes de la capital. Es muy hermoso cuando valoran tu trabajo y además ves que tu esfuerzo es recompensado y hay alguien interesado que cuentes una historia con él/ellos. Es emocionante y electrizante cuando eso ocurre.


Háblame de tu personaje...


Jan siente que ha perdido la batalla y no tiene mucho más que aportar. Se ha convertido en uno de los hombres más poderosos del mundo gracias a su esfuerzo y es reconocido mundialmente en el terreno de la medicina. Tiene un fuerte temperamento. Con Ludvik estudió en la universidad y compartieron vida en la universidad. Años después se produce este encuentro nada casual… Podría hablar horas sobre Jan pero no quiero desvelar claves que el público descubrirá en la obra. Todo es como las monedas, que tiene una cara y una cruz. Y poco a poco todo se pone en su sitio. El público descubrirá poco a poco, durante la representación, quienes son estos dos personajes


¿Qué mensaje intenta transmitir la obra?


La obra nos dibuja un futuro imaginario dentro de casi 55 años y nos esboza un mundo destruido en el que el hombre y concretamente las altas esferas han contribuido a su destrucción, nos muestra unos seres atrapados entre el recuerdo del mundo del pasado y un presente que los anula y los destruye. Lo peor de todo es que cabe la posibilidad de que eso ocurra y da miedo pensar que puede que algún día nos veamos así. No es miedo al futuro, es miedo a ese futuro: un mundo dominado por cosas artificiales, seres solitarios, grises, perdidos en medio de una nada que ellos mismos construyeron a base de destruir gran parte de la esencia de la vida y su ciclo natural. Como intérprete me ha llevado a un punto de conciencia con mi entorno y conmigo mismo y mi lugar en el mundo. Cambiarlo todo es imposible pero granito a granito se pueden construir bases que en un futuro puede que interesen a alguien y decida seguir construyendo sobre ellas. Sobre todo me ha reforzado la idea de la esperanza. Tenemos mucho por lo que luchar y abarcarlo todo se adentra en la utopía, pero hay cosas muy hermosas a nuestro alrededor y dentro de nosotros mismos que podemos/debemos cuidar.


¿Cómo está siendo trabajar a las órdenes de Carlos Be?


Está siendo un proceso maravilloso, es un director con una sensibilidad muy especial y te hace sentir seguro en los ensayos. Es muy observador y te abre las alas para que puedas volar y sorprenderte a ti mismo en el proceso creativo. Las obras de Carlos Be se estrenan por diferentes lugares del planeta, es reconocido internacionalmente y en Madrid tiene su hueco totalmente merecido en el teatro más rompedor y alternativo que se puede ver en Madrid.


Y encima (sonará a pedantería) trabajar con una persona que admiras y respetas creo que poco más se puede pedir. Trabajar con Carlos Be es trabajar con uno de los grandes pilares del teatro contemporáneo actual. Es un director comprometido con su tiempo y si él decide que formar parte de ello, de ese engranaje, es de agradecer.


¿Cómo han ido los ensayos?


Todavía estamos ultimando detalles y preparando para el día 3. Pero todo ha ido bien porque Carlos es un tipo con las cosas muy claras, y si encima formas parte de su juego y le propones nuevos universos que indagar, se lanza contigo al vacío. Ha sido un trabajo que ha exigido mucho por la situación que vive el personaje y por cómo él es. Ha sido como prepararse para una gran maratón y ahora ya vemos la línea de meta muy cerca, que es el estreno, pero cada domingo se repetirá el viaje, lo cual emociona mucho y te hace que la máquina no pare, hay que estar preparado para este viaje. Es, ha sido duro, pero reconforta cuando terminas y ves las huellas del personaje en su lugar. Cuanto más difícil es, más engancha. No hay otra explicación.


También este montaje me ha dado la oportunidad de trabajar con profesionales de la talla de Manuel Albarrán http://www.manuelalbarran.com/ y Álvaro Villarubia https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81lvaro_Villarrubia grandes profesionales del mundo del diseño y la fotografía que se han encargado de la dirección de arte y la fotografía de “El cuarto jinete”


¿Hasta cuándo estaréis con esta obra en el Teatro Alfil?


Estaremos todos los domingos de Abril y Mayo y las funciones serán a las 18:00 horas.


Para quien quiera disfrutar de la obra, ¿dónde puede comprar las entradas?


Las puede adquirir en la página del Teatro Alfil y con el código promocional #El4Jinete tendrán descuentos en la compra.


¿Tienes más proyectos?


Si, y la verdad que me hace mucha ilusión. Ahora en Abril comienzo los ensayos de la Zarzuela “Cómo está Madriz” que va a dirigir Miguel del Arco. Es una producción del teatro de la Zarzuela y estrenamos en Mayo en Madrid. Y me alegra mucho porque coincido con Natalia Huarte que fuimos compañeros en la CNTC y con varios compañeros de la Resad en los años que estudiaba. Va a ser un montaje muy divertido. Será un personaje pequeñito pero reencontrarme con amigos y ponerme a las órdenes de Miguel del Arco hace que sea muy especial. 






Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.