El alcalde de Moral de Calatrava (PP) “acosa a la empresa que gestiona el agua mientras abandona a su suerte a las familias más necesitadas”

|


La portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Moral de Calatrava, Irene Barahona, denuncia que la empresa familiar en la que trabaja lleva sufriendo un “acoso permanente” por parte del alcalde, Manuel Torres Estornell, y del equipo de Gobierno del Partido Popular.


Una “persecución obscena” que según Barahona comenzó en 2013 cuando el Consistorio adjudicó la concesión de aguas del municipio por un periodo de 25 años. Desde entonces, la portavoz socialista sostiene que “el PP local lleva utilizando el Ayuntamiento como arma arrojadiza contra la empresa en la que trabaja mientras deja abandonadas a su suerte a las familias más necesitadas”.


En realidad, Barahona ha dicho que no le sorprenden las acusaciones vertidas por el alcalde y su equipo de Gobierno contra la empresa familiar en la cual trabaja y que gestiona el agua de la localidad, ya que “toda esta actitud se hace con el único objetivo de hacer daño a la empresa concesionaria acusándola de haber cortado el agua a 140 familias, algo que es rotundamente falso”.


Para desmontar las falsedades de Torres Estornell, la dirigente socialista se ha referido a los tres informes presentados por la empresa concesionaria del agua, el primero fechado el pasado 16 de julio, en el cual se pone en conocimiento del alcalde los suministros que estaban en impago al objeto de que desde los Servicios Sociales municipales se informara de los casos que se encontraban en situación de emergencia social y, por tanto, se haría cargo el Ayuntamiento, escrito del cual la empresa no tuvo respuesta alguna, tal y como sucedió con los otros dos informes posteriores.


Además, la empresa explica que de los 140 suministros en impago solo se le ha cortado el agua a 15, la mayoría viviendas sin habitar, y desde hace dos años se les ha ido comunicando a los usuarios la posibilidad de fraccionar las facturas, dando facilidades en todo momento para el pago, y ello sin tener esa obligación, ya que hay un periodo voluntario de pago de dos meses desde que se emite la factura, y si trascurrido ese periodo no se ha realizado el abono, se puede proceder al corte previa notificación.


En este sentido, Barahona ha recordado que en los más de dos años que lleva la concesión no se ha producido ningún corte por parte de la empresa, además de que ha actuado siempre previa autorización del Ayuntamiento de Moral de Calatrava y siguiendo de forma escrupulosa el Reglamento y Ordenanza vigente aprobada por el actual equipo de Gobierno.


Se da una circunstancia especialmente grave que deja en muy mal lugar al alcalde, quien en una reunión con un responsable de la empresa que gestiona el agua para valorar si se hacía cargo de algunos impagos de familias en situación de emergencia social, Torres Estornell llegó a decir presuntamente que “no iba a abrir el melón porque si no le iba a tener que pagar el agua a todo el pueblo”.


Irresponsabilidad, ineptitud y dejación

Con todo este historial, Irene Barahona considera que “se pone de manifiesto una vez más la irresponsabilidad del alcalde y la actitud y la dejadez política por parte del equipo de Gobierno al culpar a otros de su propia ineptitud y dejación”, al tiempo que ha añadido que “queda claro que el alcalde y el PP de Moral prefieren mentir y acusar a otros en lugar de hacerse cargo de los problemas de las familias más necesitadas”.


Por último, la portavoz del PSOE moraleño ha aclarado que el Ayuntamiento de Moral de Calatrava es el titular de la concesión y aún no ha convocado a la oposición a ninguna comisión de seguimiento específica de la adjudicación.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.