Manuel García-Cervigón: “Trabajamos para que la oveja manchega siga produciendo la leche con la que se elabora el queso manchego, que es el producto estrella de la región”

|


El Centro Regional de Selección y Reproducción Animal (Cersyra) comenzó su actividad en Valdepeñas en el año 1934 como estación pecuaria dependiente del Ministerio de Agricultura. Mucho ha llovido desde entonces pero sigue manteniendo el espíritu con el que nació, proporcionar los mejores animales a los ganaderos de la zona, aunque ahora está más especializado en el ovino manchego y, sobre todo en la investigación de la leche de esta raza autóctona, así como en la reproducción animal para lograr las mejores ovejas, de las que luego salga la mejor leche para elaborar el queso manchego y la mejor carne de cordero manchego. Actualmente pertenece a la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y, dentro de ella, al Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal. De todo ello hemos hablado con su director, Manuel García-Cervigón.


¿Desde cuándo lleva funcionando el Cersyra?


El Cersyra comenzó en el año 1934 como estación pecuaria. Dependía del Ministerio de Agricultura y lo que hacía era proporcionar servicios a agricultores y ganaderos de la zona. Proporcionaban animales mejores a los ganaderos de la zona y se comenzó con la inseminación artificial de ovino y la remonta equina. En los años 50 tuvo mucha relevancia el centro como centro de selección de ovino caracul. El caracul se usaba para extraer la piel de los corderos recién nacidos, que es donde se obtiene el astracán. Nuestras abuelas usaban esa piel negra y de mucho rizo que es piel de ovino de raza caracul. Después el centro ha ido adoptando otros servicios como selección de gallinas, de perros de caza, de burros, y desde el año 1973 ya empezó a ser un centro nacional y desde los años 80 empezó a tener importancia el ovino manchego y ahora se ha decantado más por la oveja de raza manchega que es la autóctona de la zona. Actualmente trabajamos en distintos campos pero sobre todo en investigación, servicios a ganaderos y formación. Dentro de la investigación tiene mucha importancia el ovino manchego.


¿Cuál es la importancia de este centro que es tan poco conocido?


Da apoyo y soporte al sector ganadero para mejorar sus producciones. Estamos aproximadamente 30 personas en el centro y tenemos tres departamentos, el de reproducción animal, que presta servicio a ganaderos a través de la elaboración de dosis seminales de ovino y de caprino, mantenemos un centro de sementales y un banco de germoplasma. Luego está el departamento de investigación en lactología, que realiza líneas de investigación destinadas a la mejora de las condiciones higiénico-sanitarias y tecnológicas de la producción lechera. Y por último, el departamento de investigación, reproducción y mejora genética animal.


A partir de ahora fomentaremos mucho el tema de la investigación después de entrar en el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal.


¿Sigue habiendo laboratorios en este centro después del traslado de uno de ellos a Toledo?


Sí, se trasladó uno de ellos a Toledo pero sigue habiendo el laboratorio de lactología y el laboratorio de reproducción. El de lactología es solamente de investigación pero también acoge actividades de formación. Hemos dado cursos aquí y pretendemos también que se puedan convalidar con una formación equivalente a segundo grado. El objetivo fundamental de ese laboratorio es la investigación de la calidad de la leche y de los productos lácteos. Trabajamos en colaboración con diversas instituciones y entidades como diferentes universidades y el Consejo Regulador del Queso Manchego.


El laboratorio de reproducción se dedica al estudio de caracteres productivos y reproductivos de interés en los programas de mejora genética de pequeños rumiantes, especialmente en ovinos. Uno de los temas que abordamos también son los problemas de consanguinidad que puede haber en el cordero manchego negro, que es una variedad que está en peligro, hay unos 4.400 animales y tenemos que cuidarla mucho. Además, también hace la valoración genética de los sementales en el esquema de reproducción de la oveja manchega, que consiste en introducir datos de producción de leche de la madre, de hijas y de hermanas, se jerarquizan y nos quedamos con los mejores. Esos serán los que tienen que servir de modelos reproductores para transmitir la genética a la descendencia.


En este laboratorio procesamos más de 30.000 dosis de semen de ovino manchego, que se sirven frescas y se llevan a las ganaderías directamente para inseminar. Inseminamos porque queremos mejorar la cabaña de ovino manchego a través del programa de mejora, el cual selecciona a los mejores machos que ingresan aquí y los testamos. Pero tenemos que inseminarlos para probar la producción de leche de sus hijas. Nosotros tenemos conectadas todas las ganaderías mediante los machos ‘mejorantes’ que ya están testados y sabemos que son mejores.


Además, el laboratorio gestiona dosis de semen congeladas en el banco de germoplasma que es una reserva genética de animales que ya están testados y de animales que ya murieron hace tiempo, de manera que conservamos las características de esos animales.


Entonces, ¿no sólo trabajan con ovino manchego?


Al trabajar dentro del programa de mejora genética del ovino manchego, se ha hecho un esquema de selección para la producción de leche pero en este esquema que es para producir más leche siempre se ha preservado mucho la morfología y actualmente se están introduciendo en esta base de datos caracteres reproductivos porque cuando los animales se especializan mucho y aumentan la producción mucho, sus capacidades reproductivas suelen disminuir. Se está cuidando mucho para que esto no ocurra, para que la oveja manchega siga siendo una oveja rústica y siga teniendo las características de esa leche que hacen que se pueda producir el queso manchego, que es la estrella, junto con el vino, de Castilla-La Mancha, sin duda.


Este programa de selección salvaguarda el cordero manchego, aunque nosotros aquí no trabajamos directamente con corderos, sino la IGP de Cordero Manchego.


¿Cuántas cabezas de ganado de cordero manchego hay actualmente?


Según datos del CRDO Queso Manchego estima que hay unas 520.000 ovejas en unas 760 ganaderías y tiene unas 64 queserías. Pero AGRAMA, que trabaja en el núcleo de selección, habla de unas 130.000 ovejas con 135 ganaderías. Curiosamente, las que tiran del carro de la selección son un 25% de las que están en el consejo regulador. Y sería deseable que hubiera más pero funciona porque ellas son la cabeza de lanza y van transmitiendo genética a otras ganaderías.


¿Cuáles son las principales características de la oveja manchega?


Es una oveja que es muy productiva, da 205 litros en 120 días pero puede dar mucho más. Ha mejorado muchísimo respecto a años atrás y es muy rentable porque la leche está muy bien pagada gracias al producto que se obtiene de esa leche que es el queso manchego. Además, es una raza rústica que se adapta muy bien a climas extremos y tiene capacidad de consumir los recursos pastables de nuestros campos que no tienen otras razas. Además, el tamaño y el desarrollo de los corderos no tiene nada que ver con otras razas.


¿Cuál es la situación de mercado del cordero manchego?


A pesar de que el consumo de cordero ha descendido mucho en estos años, ya que hemos pasado de consumir 2,8 kilos por persona y año en España en el año 2008 a consumir 1,7 kilos en el 2014, el cordero manchego se mantiene muy bien. En 2011 había 4.600 canales certificadas y en 2014, se pasó a 15.000. En volumen económico, pasó en 2011 de 442.000 euros a 1.363.000 euros en 2014. Dentro de lo que cabe por su consumo escaso, la situación del cordero manchego es buena. Esperamos que su consumo aumente, y que la gente se dé cuenta de que es un producto perfectamente sano, equilibrado y nos sirve para mantener una dieta sana.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.