La Consejería de Bienestar Social estudiará la recuperación del Programa de Termalismo por su capacidad para prevenir situaciones de dependencia

|


La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, se ha comprometido con la Asociación de Balnearios de Castilla-La Mancha a “valorar la recuperación del Programa de Termalismo, en función de la situación económica, por su capacidad para prevenir situaciones de dependencia entre los mayores de nuestra región, por medio de tratamientos termales”.


Para la consejera de Bienestar Social el apoyo al programa “es un compromiso con las políticas sociales dirigidas al envejecimiento activo de los mayores, por medio de programas de promoción de la autonomía personal y la prevención de la dependencia”.



Aurelia Sánchez ha señalado que además es “una apuesta por la dinamización del sector productivo en el ámbito rural de nuestra región, por sus efectos para generar empleo, cifrado según datos del año 2011 en unos 600 puestos de trabajo en el medio rural”.



Así se lo ha manifestado, junto al director General de Mayores y Personas con Discapacidad, Javier Pérez, a la presidenta de la Asociación de Balnearios de Castilla-La Mancha, Dolores Llario, Santa Cruz de Mudela; que ha estado acompañada por otros miembros de la asociación, como Justo Losa y Marisa Llorente de Reolid, Antonio Calomarde de Villatoya, Jesús Angel Blazquez de Yeste, Justo Corrales de Villafranca de los Caballeros y Sebastián Blesa de San Pablo de los Montes.



La consejera ha constatado que el Programa de Termalismo es muy valorado por los empresarios del sector y por los mayores que participaban en él, “pero ha sido diezmado por el gobierno del PP durante la anterior legislatura porque incrementó el coste para los participantes en un 130%, lo que ha provocado que año tras año las plazas no se cubran y se reduzcan progresivamente, pasando de 13.247 plazas cubiertas en 2011 a apenas 190 en 2015”.



En la reunión se ha puesto de manifiesto, además, que el programa cuenta con el apoyo de las nueve pequeñas empresas que gestionan balnearios en Castilla-La Mancha, que a pesar de su reducido tamaño emplearon a 600 personas en 2011, lo que les convierte en los mayores generadores de empleo de sus comarcas.



Finalmente, la consejera de Bienestar Social ha lamentado la “irresponsabilidad” del anterior Gobierno al publicar anualmente las convocatorias con unas “cifras ficticias” de plazas que finalmente no se llegaban a cubrir, debido al encarecimiento del programa.



Ese incremento de coste para el mayor participante hizo que durante el ejercicio 2014 de las 5.332 plazas ofertadas solo llegasen a ser cubiertas finalmente 190, frente a las 623 en 2013 (de las 6.665 ofertadas), las 1.487 ocupadas en 2012 (de las 13.875 ofertadas) o las 13.247 cubiertas en 2011 (de las 13.875 ofertadas). 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.