La Solanera sigue creciendo con un total de 164 socios y 10 juveniles

|

190815SOLPEATAURINA


Los aficionados a los toros siguen aumentando en La Solana, ya que en la actualidad la peña Taurina La Solanera cuenta con un total de 164 socios y 10 juveniles. A esto, cabe añadir que se está produciendo la realización de varios viajes por toda la geografía española, como el que tendrá lugar los días 22 y 23 de agosto a Sanlúcar de Barrameda.


En este sentido, el secretario de la peña, Ángel Naranjo, admite que “el verano tiene sus complicaciones porque la publicación de carteles y la notificación de las corridas se produce con poco tiempo de antelación, por lo que nos está costando desplazarnos”. La crisis tampoco está ayudando pues “los viajes de dos o tres días han bajado mucho”- dice. Sin embargo, Naranjo mantiene el optimismo pues “la gente vuelve satisfecha de la experiencia”. Por otro lado, el secretario se muestra ilusionado pues “en este momento la peña se encuentra saneada, este año se quedará con un superávit de entre 10.000 o 12.000 euros”.


La Solanera, que surgió como una forma de expresar el gusto por el mundo taurino y que en la actualidad está avalada por la medalla de bronce de la Real Federación Taurina de España, inició su trayectoria hace 28 años de la mano de su fundador, Diego Velasco. A raíz de ese momento, se confeccionó la primera directiva, siendo Luis Márquez, el primer presidente oficial. Desde su creación, en el año 1987, se marcaron diversos objetivos, como la restauración de la plaza de toros y la posibilidad de llevar a los componentes de la peña a diversas plazas de toros del país, algo que se ha visto cumplido, según reconoce el secretario, quien además admite su gusto porque La Solanera siga progresando.


En esta línea, Naranjo, manifiesta que cada año se celebra una Asamblea General en el mes de febrero para tratar temas importantes aunque se lamenta de la poca participación en este tipo de reuniones.



El debate de las corridas de toros


La presente situación en lo que a toros se refiere, está dando mucho que hablar. El enfrentamiento entre los amantes de esta práctica y los detractores de la misma, es un tema de actual tendencia. “Para mí la tauromaquia es un arte”, dice Naranjo, quien defiende su postura ante el creciente movimiento antitaurino, que recientemente ha dado lugar a la prohibición de corridas en algunas ciudades. El secretario señala que, “aunque el animal sufre daño también hay que tener en cuenta que hay mucha gente que vive de esto, ya que el mundo taurino ofrece la oportunidad de proporcionar multitud de puestos de trabajo”. Para finalizar, Naranjo anima a la gente a que “acuda a ver este espectáculo con el fin de que las empresas puedan mejorar los carteles”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.