El Área Sanitaria de Atención Primaria de Toledo impulsa la realización de espirometrías en sus centros de salud

|


El Área Sanitaria de Atención Primaria de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), impulsa la realización de espirometrías en sus centros de salud con el objetivo de mejorar la detección precoz de enfermedades respiratorias crónicas. Desde el pasado mes de abril se han iniciado consultas específicas en seis de ellos para la atención a la población de toda el Área, con la intención de extender progresivamente esta iniciativa a un total de doce.


De esta forma, el paciente puede ser atendido lo más cerca posible de su municipio, se agiliza la realización de esta prueba diagnóstica y se dota de mayor capacidad resolutiva a los profesionales sanitarios de Atención Primaria.


Complementariamente, desde el pasado mes de febrero, un total de 38 médicos de familia y enfermeros de estos centros de salud vienen participando en un programa de formación teórico-práctica, en colaboración con el Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario de Toledo, para la actualización de conocimientos relacionados con el manejo del espirómetro y la interpretación de esta prueba.



Fundamental para la detección precoz



La espirometría es un elemento básico de exploración de la función pulmonar y la técnica fundamental para la detección precoz, el diagnóstico, la valoración de la gravedad y el seguimiento de las enfermedades respiratorias crónicas, especialmente de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).



Esta prueba está indicada en pacientes que presentan disnea, tos y expectoración. Las personas mayores de 40 años, con un índice tabáquico superior a 10 paquetes al año y con sintomatología respiratoria sospechosa, son candidatos a una espirometría, según recomienda la Estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud.



La prevalencia de esta enfermedad en nuestro país se sitúa entre un 9,1 por ciento en población con edades comprendidas entre los 40 y 65 años y un 10,2 por ciento en población entre 40 y 80 años, según se desprende de los estudios IBERPOC y EPISCAN, respectivamente.



La EPOC es la cuarta causa de muerte en el mundo occidental, con una previsible progresión a medio plazo debido a la persistencia de altas tasas de consumo de tabaco entre la población.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.