El abandono de animales colapsa la perrera municipal de La Solana

|



El abandono de animales es un tema muy preocupante que se ha agudizado con la crisis, hasta el punto de que se adquieren vacunas obsoletas y sin prescripción de ningún tipo, lo que provoca más enfermedades para el propio animal, e incluso para la familia, ya que los efectos resultan ser nulos. En esta línea, el veterinario Rafael Pérez Corrales ha asegurado en una entrevista a Radio Horizonte que el abandono es un tema muy serio, “la protectora se está saturando, además de resultar un peligro para la vida pública pues al no ser vacunados correctamente pueden ser transmisores de enfermedades”. En este sentido, Pérez pone de manifiesto que, en muchos casos el ahorro de dinero al final produce peores consecuencias.


Sin duda una problemática que da lugar a “la saturación de la perrera ya que se pensó para albergar entre 24-30 animales y en la actualidad da cobijo a más de 50”. De este modo, las instalaciones de este centro resultan ser insuficientes para el servicio que se ofrece. En cuanto a las necesidades sanitarias de la perrera, Pérez admite que intentan “controlar y evitar en la medida de lo posible el contagio de animales”.


Campaña para la salud de las mascotas


Durante estas fechas, hasta el mes de octubre, se ha activado la campaña de vacunación que, en líneas generales se está desarrollando bien. Una operación cuyo cometido, además de realizar una revisión anual de los animales y prevenir enfermedades que pudieran ser transmisibles a las personas, es también el de concienciar a todas las personas que tienen mascotas para que las cuiden correctamente. En cuanto a los tratamientos antiparasitarios y las vacunas anuales aunque han descendido, Pérez reconoce que no lo han hecho en gran medida y un alivio para los veterinarios, pues significa que los dueños cuidan la salud de sus animales.


A lo largo de esta campaña ha notado un aumento significativo de enfermedades como moquillo o leishmaniosis, que parecían casi erradicadas.


Otra cuestión es que debido a las dificultades económicas muchos llevan a sus mascotas a centros no homologados y que no garantizan unas condiciones óptimas “hay que tratar a las mascotas en centros homologados que cumplan ciertas condiciones y aseguren calidad”-dice. Por otra parte, Pérez también asegura que ha descendido considerablemente el número de mascotas exóticas y reconoce que “este tipo de animales se consideran como algo anecdótico en La Solana pues el boom ya pasó”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.