Con los votos de PP e IU, se aprobó realizar una auditoría de cuentas de los últimos diez años en La Solana

|


La moción que solicitaba la auditoría era defendida por la portavoz del PP Ana Belén Reinoso, quien la calificaba de prioritaria y parte de su programa electoral, uniéndose a ella IU señalando la concejala María Pérez que era algo que venía solicitando su grupo desde hacía ocho años.


Desde IU se unieron a la propuesta si se incluían en la misma de esos diez años temas como el parque empresarial, los procesos jurídicos y la fiscalización de las cuentas del Legado Bustillo.


Desde el equipo de gobierno del PSOE era el alcalde Luis Díaz Cacho el que señalaba que los concejales tenían a sus disposición toda la información que solicitaban, añadiendo que si el PSOE llevaba gobernando 36 años en la localidad era por la voluntad de los ciudadanos, añadiendo que en el tema del Legado Bustillo las competencias las tenía el propio Patronato, señalando que quienes se encargan de esas tareas fiscalizadoras son el Interventor Municipal y el tribunal de Cuentas.


Insistió Díaz Cacho en que los concejales tienen toda la documentación que solicitan, matizando que ese tipo de auditoría supondría la paralización total del Ayuntamiento, poniendo ejemplos de localidades en las que se había solicitado, anunciando finalmente que si en la Comisión de Cuentas votaron en contra ahora la postura de su grupo sería la de la abstención.


En la siguiente intervención de los portavoces la del PP Ana Belén Reinoso señalaba que la auditoría se haría porque esa era la voluntad de los solaneros y mantenían los términos de la misma, mientras que por IU María Pérez señalaba que su grupo quería conocer donde habían ido a parar el dinero de determinadas certificaciones y el de las naves nido, así como saber cómo se adjudicaban proyectos y contrataban arquitectos, señalando que no comprendían que el alcalde esté tranquilo con que se fiscalicen sus cuatro años de mandato y no quiera hacerlo de lo anterior.


Díaz Cacho volvía a proponer se crearan Comisiones especiales para temas concretos, pero la auditoría integral significaba ir apunte por apunte, quedando finalmente la propuesta en la mesa del interventor municipal.


Otro de los puntos en los que votaron unidos PP e IU fue el de la modificación de créditos por un total de 81.308 euros, para ejecutar una sentencia condenatoria que venia del año 2010, cantidad que se debe abonar a una empresa por obras en el Polideportivo Sagrado Corazón, cantidad que no se había pagado por considerar en su día la Junta de Gobierno que había deficiencias en la instalación.


El punto originó un largo debate en el que la concejala de IU María Pérez habló de mala gestión de corporaciones anteriores, señalando que si el alcalde les dice a su grupo que están siempre pesando en el pasado, era porque “el pasado nos visita y nos vacía los bolsillos”, recordando las cantidades que por sentencias judiciales se tienen que abonar constantemente, por lo que votarían en contra de aprobar la modificación de créditos.


Por el PP intervino el concejal Antonio Valiente, señalando que esas obras se arrastraban de los años de bonanza económica con el Plan E de Zapatero, añadiendo que en su momento en la anterior legislatura se hizo un decreto para pagar esa cantidad, pero no se sabe donde fue a parar esa cantidad, añadiendo que aunque saben que la sentencia es de obligado cumplimiento ellos también votarían en contra.


Ante esa situación el alcalde solicitó la opinión del interventor sobre la forma de proceder ante la negativa de la mayoría del pleno, señalando el interventor que él no tenía la respuesta, por lo que señalo el alcalde que comunicarían al Juez el acuerdo municipal del Pleno.


En una nueva intervención de la concejala de IU María Pérez, insistía que se deben buscar responsabilidades, mientras que el popular Antonio Valiente indicaba que fuera el alcalde quien aprobara el pago mediante un decreto, señalando el interventor que ese tipo de decretos no era posible, abundando el alcalde en la ilegalidad de la medida, por lo que se comunicará al juez para que sea quien diga lo que se debe hacer.


Con los votos a favor del PSOE, la abstención del PP y el voto en contra de IU , se aprobó la cuenta general del 2014, destacando el acalde el alto porcentaje de ejecución de la misma en torno al 91 por ciento, así como el remanente de tesorería.


Desde IU el portavoz Bernardo Peinado mostró el rechazo de su grupo a esa aprobación, porque no se habían solucionado los problemas de los solaneros, ni realizado inversiones ni reducido la deuda, mientras que desde el PP mantenían la abstención, señalando que la mejora municipal se debía en parte a las normativas del gobierno central.


El tema de la deuda municipal también era abordado por IU en este punto, aludiendo a la deuda total y defendiendo el alcalde el descenso en la deuda bancaria, saliendo a colación la nota que ese mismo día había hecho pública el equipo de gobierno, con la que no estaba de acuerdo IU.


Sobre la propuesta de adhesión del Ayuntamiento al Portal de Transparencia, fue aprobada con los votos de PSOE y PP y en contra de IU, al condicionar ese grupo el voto a la aprobación de la auditoría.


Por unanimidad se aprobaron las fiestas locales para 2016, el 25 de enero marcha de la Patrona Virgen de Peñarroya al Castillo y 25 de julio, festividad del Patrono Santiago Apóstol.


Asimismo era aprobado el expediente de estudio de detalle presentado por la Cooperativa Santa Catalina relativo a la manzana 84090, con una extensión de 20.482 metros cuadrados, aprobándose asimismo la moción del PP sobre revisión o modificación de ordenanzas municipales sobre terrazas, veladores y horarios, así como la creación de una mesa sectorial de hostelería y turismo.


En el capítulo de Ruegos y preguntas desde IU se interesaron por el presupuesto de la memoria de la UP y la presencia de ese grupo en determinadas mesas de contrataciones.


Los concejales del PP preguntaron sobre aparcamiento en determinadas calles del centro de la población y la posibilidad de habilitar aparcamientos en solares sin construir. Asimismo se pidió el estado de cuentas del municipio en junio de 2011 y en junio de 2015, proponiendo Jesús Labajo se cree un distintivo con el escudo de La Solana para los concejales.


Antonio Valiente se intereso por la puesta en marcha del autobús urbano, así como por los seguros de los trabajadores municipales y el caso de accidentes laborales, mientras que Ana Belén Reinoso lo hizo sobre la forma de elegir y convocar a los grupos del Vaca Prix, no haber tenido información sobre el Servicio de Asesoramiento en desahucios y los proyectos solicitados en una convocatoria para los servicios sociales.


En el turno de intervenciones del pleno uno de los ciudadanos asistentes presentó un informe sobre su situación tras sufrir un accidente laboral, cuando trabajaba en el Ayuntamiento, quedando pendiente de estudio por parte de la Comisión de empleo en su próxima reunión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.