​Fernando Vigara: "El Moby Dick es un referente en Valdepeñas que el año que viene cumple su 30 aniversario"

|


MOBY DICK FERNANDO



Está a las puertas de celebrar su 30 aniversario, ya que abrió sus puertas en 1989 por primera vez. En el devenir del tiempo ha sufrido alguna remodelación y ha cambiado de dirección. Fernando Vigara es el encargado ahora de llevar el timón desde hace unos años, presentando una oferta rejuvenecida, tanto en bebidas como gastronomía, como descubrimos en esta entrevista, donde también nos adelanta cuál es su propuesta para la Feria de la Tapa.


¿Cómo definirías al Moby Dick?


Lo definiría como un referente de bar remodelado en Valdepeñas porque el año que viene va a hacer 30 años de su apertura. Aunque haya cambiado de dirección, se ha ido adaptando a los nuevos tiempos, ha tenido una pequeña reforma y, como su nombre indica, Moby Dick Tapas y Café tiene las mejores tapas y el mejor café.


¿Qué puede encontrar aquí la gente?


Un trato humano, tanto por parte del personal como de la clientela que nos envuelve en todos sus aspectos.


¿Cuál es vuestra especialidad?


La especialidad es la cocina manchega pero también tenemos otras especialidades, como los huevos rotos, el entrecot, la hamburguesa, las ensaladas...


¿En qué momento decides emprender y abrir el Moby Dick?


Después de estar 12 años de cocinero en un hotel, en un cumpleaños de mi hija mi vecino Iván (La Taberna de Iván) me comenta que alquilan el Moby Dick. Le dije que estaba muy viejo pero me animó a que lo reformara y me fuera allí para, junto a él, rejuvenecer la plaza. Y así fue.


¿Qué balance puedes hacer de este tiempo?


Muy positivo. La verdad es que me siento muy contento de haber montado un bar en Valdepeñas al lado de un monumento tan importante como es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Y quitando algunas trabas, impedimentos o altos impuestos que nos pone el Ayuntamiento, por todo lo demás, genial.


¿Cómo dirías que está el sector de la hostelería en Valdepeñas?


Está muy distinto a hace unos años. Ni a mejor ni a peor. Simplemente, también la gente ha cambiado sus hábitos de consumo. Tienen a su alcance cada vez más comodidades. Antes, para ver el Movistar+ o el Netflix iba la gente a los bares y ahora los pueden disfrutar en sus casas. Y la gente entre semana es más hogareña, pero luego los fines de semana, sobre todo haciendo buen tiempo, salen a tomar sus cañas y a dar una vuelta.


¿Qué es lo que más pide la gente en el Moby Dick?


En verano, el tinto de verano y la cerveza fría, y en invierno, el vino tinto y los cafés con leche. Y de comer, pasa igual, porque en verano no salen tantas gachas pero salen más ensaladas, y en invierno, las gachas y las puntillitas fritas.


¿Cuál es tu propuesta para la Feria de la Tapa?


Para la Feria de la Tapa presentamos una tapa muy rica de sabor, muy original porque es algo poco visto, tiene un fácil consumo porque no hace falta ni siquiera usar cubiertos, y está muy bien maridada porque tiene a su lado, al ser unos quesos, un vino blanco espumoso airén y natural, que es muy importante, porque es un vino sin filtrar, para que la gente se acostumbre a los productos ecológicos y naturales.


¿Cómo se llama y qué ingredientes lleva?


La tapa que ofrezco para este año se llama Sexo con siete quesos para hacer una comparativa con la pizza con siete quesos. Se llama así porque la gente se va a encontrar la bandera del orgullo gay formada por siete tipos distintos de quesos.


¿Algo más que añadir?


Para finalizar esta pequeña entrevista, la cual te agradezco, el año que viene celebramos los 30 años del Moby Dick, que abrió sus puertas en 1989. Por eso, en 2019 le dedicaremos alguna semana de aniversario con algo especial.