Jesús Martín: "Yo levantaría mi copa para invitar a la gente a que viniera a Valdepeñas y se dejara besar"

|


Jesus martin 2


El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, afronta las últimas Fiestas del Vino de la actual legislatura en el Ayuntamiento de la localidad. Aún así, asegura que no serán unas fiestas con sabor a despedida. De la corporación, sí, pero en la historia de los pueblos, señala, no hay despedidas, sólo hay páginas que se abren y van escribiéndose nuevas. Y un poco con el hilo de esta reflexión tiene que ver el nuevo decorado del escenario de las fiestas en la Plaza de España, un libro gigante en el que se escribe la historia de Valdepeñas. De todo lo que nos espera en estos días de fiestas patronales y de otros temas hemos hablado con él.


¿Cómo se presentan este año las Fiestas del Vino?


Como se han presentado todos los años, estupendamente para el que las disfruta y con un poco de preocupación para los que tenemos la responsabilidad de que todo vaya bien. Bien es cierto que después de tantos años no deberíamos de ponernos nerviosos pero supongo que cuando un actor, después de 20 ó 30 representaciones y dice que se pone nervioso, yo lo entiendo. Porque es verdad que cuanto más conocimiento tienes de las cosas para supuestamente controlarlas, más conocimiento tienes de todo lo que puede pasar. Eso lógicamente te genera el que tengamos que ser más exhaustivos. Pero espero que tranquilas.


¿Serán unas fiestas con sabor a despedida?


De gobierno, no lo sé. De corporación, seguro, porque éstas serán las últimas fiestas que esta corporación en su conjunto vamos a presidir o gestionar. Pero en la historia de los pueblos no hay despedidas, sólo hay páginas que se abren y van escribiéndose nuevas. Las nuevas van solapando al anterior y conforman un libro inacabado. De hecho, este año estrenamos escenario y hemos cogido el lenguaje de un libro abierto porque Valdepeñas es un libro abierto para el visitante, en el que vamos a incorporar las nuevas tecnologías con tres pantallas para el país invitado y para vender la ciudad, con los vídeos promocionales que tenemos. El vídeo se va a poder ver hasta dándole el sol de cara porque es un led especial y vamos a utilizar el escenario para vender a Valdepeñas hacia los visitantes que en estas fiestas son muchos. Aunque no los contamos, entre los que están fuera y vienen a ver a los suyos, los que vienen a ver las fiestas y los que salimos a la calle, duplicamos en esos 9 días la población y eso es mucha gente. Es una manera de poner de largo a la ciudad y presentarla a los demás. Pero, sin eludir tu pregunta, no hay despedidas, hay nuevas páginas.


¿Habrá este año un espectáculo de inauguración multimedia como el del año pasado?


Algo similar. Pero es sorpresa, así que no lo anunciaremos. Nos serviremos del frontispicio de la iglesia de la Asunción, que es el icono de la ciudad, además de ser patrimonio nacional. Vamos a hacer algo similar pero con un añadido que creo que va a gustar bastante. Además, este año vamos a contar con más fachada porque este año solo vamos a poner un escenario en la plaza. Se ha hecho una contratación de tal manera que todo lo que se monte sirva para todos los artistas. Hemos ido al que más necesitaba con una única mesa y por lo tanto no vamos a sufrir este año los cambios que había, que pasaban los tráiler a las tres de la mañana, la gente todavía bailando, y cuando terminaba una actuación había que empezar otra y se iba a otro escenario, lo cual quitaba espacio en la Plaza de España. Además, vamos a incorporar una nueva pantalla en la Plaza de la Constitución con una mayor calidad. Va a haber novedades que nos harán disponer de más espacio, va a ser más cómodo, va a tener un lenguaje más legible y van a servir durante todas las fiestas las dos pantallas para promocionar la ciudad.


¿Quién dará el Brindis Poético?


El Brindis Poético lo dejamos para la asociación Grupo A7, que siempre nombra a un Premio Nacional de Poesía o Vinos Nobles. Habida cuenta de que este año se va a reconocer a Raúl Carbonell, un escritor valenciano que vivió 30 años en Valdepeñas, que escribió una novela fundamental para entender el siglo XIX español dentro del realismo mágico, también será quien dé el Brindis Poético. Quitamos lo de pregón porque era una cosa muy decimonónica y, además todos los pregones terminan diciendo lo mismo porque la historia es la que es, mientras que los Brindis Poéticos en manos de intelectuales que cantan a la ciudad a través del vino, de la literatura y desde un mundo más onírico que desde el fondo y la forma es lo que nos da identidad. Más allá de repetir nuestra historia en diferentes lenguajes cada año.


¿Qué acciones se van a llevar a cabo para reducir el consumo de alcohol en menores?


Cada vez hasta la gente joven está tomando mucha más conciencia sobre el tema y también es cierto que las campañas que estamos haciendo durante todo el año dirigidas a escolares sobre estos temas ha ido dando buenos resultados porque recuerdo que hace 13 ó 14 años todas las noches había entre siete y diez casos diarios de intoxicaciones etílicas y en los últimos años hay dos o tres en todas las fiestas. Por lo tanto, las campañas que se están haciendo desde Servicios Sociales, los anuncios informativos que hacemos para que los padres también tomen conciencia, los controles que hace la policía a través de los lugares que expiden bebidas alcohólicas para que no se las den a los menores, parece que están funcionando. También quitar los carros en las plazas como un mostrador para botellón ha ido mitigando afortunadamente para bien y vamos a seguir manteniendo un control exhaustivo en todas las áreas de policía, de locales, de menores, y espero que todo vaya bien.


¿Tienen ya el permiso de Fomento para colocar la letra ñ?


Tenemos ya el permiso de Fomento. Quería que fuera un homenaje a España, a Valdepeñas, a la viña y al alfabeto español. Además, quería que fuera una seña de identidad para la ciudad porque la tilde de la ñ lleva los colores de la bandera nacional, con lo cual en estos tiempos donde parece que todo tiene que ser provocación, creo que está bien asentarse en la identidad de lo que nos hizo sentirnos orgulloso de ello. La quería inaugurar para septiembre pero como el permiso ha tardado mucho y hay que hacer una serie de obras en la rotonda que se van a hacer nada más acabar septiembre, no la vamos a inaugurar ahora. Pero este año se celebran los 40 años de la Constitución y por tal motivo, poner en valor la letra ñ, que es como poner en valor la palabra España, sería un buen motivo para colocarla si en los talleres da tiempo a la fabricación y a la colocación porque es una escultura muy potente. Se va a ver desde la Autovía y será una manera de promocionar la ciudad.


¿De todas las personas a las que se va a reconocer este año en el acto institucional hay alguna a la que le haga especial emoción entregárselo?


No. No puedo significar a ninguna. Primero es el comité el que estudia las propuestas que se hacen. Cada uno tiene una seña de identidad y de compromiso con lo social y el alcalde no puede ni debe ponderar. Además, emocionalmente los conozco a todos. Este año ha habido bastante acierto. Todos ellos desde la creación social, artística o literaria se llaman Valdepeñas.


¿Este año habrá país invitado y Vendimiadora del Año?


La Vendimiadora es una cuestión del Consejo Regulador de la D.O. Valdepeñas que decidió dejarlo en desuso porque no dejaba de ser un acto lúdico que no conducía a más. Bajo mi presidencia accidental o incidental no es algo que ha habido sobre la mesa porque el consejo ha tenido que estar acometiendo temas de mucha más envergadura. Así es que es algo que ahí se quedó que no sé si volverá alguna vez. El país invitado también corresponde al consejo elegirlo en aras de ampliar sus mercados. Se decidió que fuera China. Tuvimos la entrevista diplomática con el embajador, una persona muy elegante que habla, además, muy bien castellano, y nos dijo que iba a estar presente. No sé si estará en persona o un delegado porque el problema que ha tenido Valdepeñas a lo largo de su historia en las Fiestas del Vino cuando ha querido traer a los diplomáticos es que septiembre es el mes en el que todos los países llaman a consultas a sus embajadores de cara al nuevo curso político. Este año el acto institucional se ha adelantado a agosto y ese día ondeará la bandera de China que para nosotros dentro del mercado económico del vino es una potencia mundial muy importante. Llevamos allí desde hace muchísimos años, un industrial valdepeñero como Félix Solís fue el primero que abrió una bodega en China y por lo tanto hay un nexo de unión que está bien que nos encontremos. La misión comercial está confirmada, por lo que el consejo les llevará a visitar viñedos y bodegas y les hará catas con el fin de ampliar mercados.


¿Qué importancia tienen las Fiestas del Vino para la promoción del consumo de vino de Valdepeñas?


En la ciudad se dispara el consumo porque la mayoría bebe vino. Posiblemente es posible que el consumo sea diez veces mayor al día porque es la bota, es el encuentro, es la copa, es el brindis, y en ese sentido además el que viene de fuera, una población flotante importante que casi se equipara a la de Valdepeñas, bebe vino.


Un brindis para estas fiestas…


Un vino en los labios es también un beso. Así que yo levantaría mi copa para invitar a la gente a que viniera a Valdepeñas y se dejara besar.