Gregorio Prieto y los libros

|


170718 VA BROTONS 1


Joaquín Brotons Peñasco

www.joaquinbrotons.com



Hasta el 18 de diciembre se podrá ver en Valdepeñas, en el Museo de la Fundación Gregorio Prieto, sito en la calle: Pintor Mendoza, 57, la magna exposición: “Gregorio Prieto y sus libros”, que ha sido magníficamente organizada y montada por dicho Museo-Fundación y comisariada por Óscar Muñoz Sánchez, que demuestra, que es un verdadero profesional en la materia, dado que dicha muestra es la mejor organizada y exhibida de las muchas que ha hecho el citado Museo-Fundación, que ya cumple 50 años, desde su creación en Argamasilla de Alba, población manchega donde contó con la colaboración y ayuda inestimable de el íntimo amigo de G. Prieto, el escritor, dramaturgo y crítico literario Pascual Antonio Beño, hoy tan injustamente olvidado.


La muestra consta de una amplia y muy buena selección de fotografías, portadas, libros y dibujos que Gregorio Prieto realizó sobre libros y temas de poetas y escritores tan diversos como: Cervantes, Góngora, Shakespeare, Milton, García Lorca, Cernuda, Aleixandre, Altolaguirre, García Baena, Baudelaire, Juan Ramón Jiménez, Miguel Hernández, Concha Lagos y Juan Alcaide, entre otros, que es una verdadera delicia su contemplación, junto a un muy interesante vídeo con varias entrevistas y documentales con G. Prieto, el mejor pintor de la Generación del 27, aunque al autor de esta reseña le interesa mucho más el dibujante, ya que fue uno de los grandes dibujantes de España y está considerado el más importante artista manchego del siglo XX.


La exhibición, es una de esas muestras de arte que ningún amante de las bellas artes debe dejar de ver, ya que no hay muchas oportunidades de contemplar exposiciones de esta magnitud en ciudades pequeñas de provincias, dado que este tipo de manifestaciones artísticas es mucho más habitual de visionar en grandes ciudades.


CATÁLOGO


Las personas interesadas pueden adquirir al precio de 40 euros un soberbio libro-catálogo de más de 200 páginas ilustrado en blanco-negro y color, que incluye textos de Mª Concepción García Noblejas, José Corredor Mateos y Óscar Muñoz Sánchez; sumario, profusamente acompañado con cientos de dibujos de Prieto y una amplia y diversa selección de documentos pertenecientes al archivo de la Fundación que lleva el nombre del ilustre artífice: textos, cartas manuscritas y mecanografiadas, recortes de prensa, diarios, folletos, catálogos, fotografías…


En fin, estimados lectores, que es la mejor presentación de dibujos que se ha montado por estos pagos y cuya entrada es gratuita, algo a tener muy en cuenta en estos tiempos, en los que cobran hasta por respirar, pero pagan siempre muy tacañamente.


El MUSEO-FUNDACIÓN


Además, ya pueden aprovechar su visita a el Museo y verlo en su totalidad, particularmente, no se olviden de la sala que contiene la colección privada de G. Prieto, en la que pueden ver obra de virtuosos, de magos de los pinceles y los lápices como: Vázquez Díaz, Regoyos, Rosales, Gutiérrez Solana, Picasso, Braque, Bores, Miró, Camarasa, Matisse, Bacon, Chirino, Nieva, Antonio López…, y mención especial mere la sala dedicada a García Lorca, en la que pueden contemplar el famoso retrato que le hizo al universal poeta granadino y amigo suyo, junto a varias versiones de el mismo vate y los ingenuos, casi infantiles, dibujos que hacía el reputado escritor y dramaturgo andaluz y le regalaba a su amigo Prieto, junto a íntimas misivas, ya que el genio de Fuente Vaqueros, que fue vilmente asesinado, era un creador nato al que una guerra incivil, que provocó el golpe de estado de Franco, le arrancó de cuajo la vida, en su plenitud. Claro, que no fue el único, ya que otros muchos menos conocidos y gentes sencillas del pueblo, también fueron asesinados en ambos bandos irreconciliables de las dos Españas, siempre a garrotazos, como la inmortalizó el único e irrepetible Goya.


El citado Museo-Fundación, es una de la mejores pinacotecas de Castilla-La Mancha, junto al Museo Municipal de la “Ciudad del Vino”, donde también pueden contemplar el Museo del Vino, el Yacimiento Ibérico del Cerro de las Cabezas, sus monumentos, las muchas y bellas esculturas de sus calles, sus bodegas centenarias, las casas de estilo modernista que quedan en la citada ciudad, que es patria chica de Bernardo de Balbuena, Gregorio Prieto, Lorenzo Luzuriaga, Juan Alcaide, Francisco Nieva, Sagrario Torres, Óscar Benedí, Ignacio Crespo Foix y tantos otros/as autores.


Mi felicitación al nuevo director del Museo-Fundación, al que no tengo el gusto de conocer y que ha hecho cambios importantes y necesarios, como los realizados en la galería alta del patio y en la de los arcángeles, y aprovecho la ocasión para sugerirle-espero no se moleste- algo que él ya habrá visto, que hay partes del Museo que necesitan una mano de pintura y un cambio de iluminación, entre otras.


BIENVENIDA SEA A VALDEPEÑAS


Bienvenida sea a mi amada ciudad-isla esta magistral exposición, donde pueden aprovechar el día almorzando en sus restaurantes, bares y tabernas, y compartiendo sus excelentes vinos blancos, tintos y rosados acogidos a su denominación de Origen: Valdepeñas, que ya exporta sus caldos a más de 110 países, donde se les consideran los mejores vinos-calidad-precio- de España, junto a otras denominaciones, que tienen bastante menos historia que la D.O. Valdepeñas, que data de 1932, aunque en el Yacimiento Ibérico del Cerro de la Cabezas, que fue poblado del siglo VI a III a.C., han aparecido restos de pepitas de uvas en varias vasijas, que se exhiben en el Museo Municipal de arte contemporáneo y arqueología ibérica; Museo que es de los mejores de la Comunidad y de el que fui guía hasta 2016, que me jubilé al cumplir los 65 años.


Asimismo, ya que están en la Ciudad del Vino y la Cultura- si le apetece-, les aconsejo hagan suyo el breve texto de Max Aub: “Llega un momento –en la vida pasajera- en que al hombre sólo le queda el vino. Lo demás, son lujos inútiles, como todos los lujos, menos el arte…”. Pues, degusten excelentes vinos, pitanzas y arte, se lo comenta un escritor y periodista valdepeñero de pura cepa, que ama y vive el mundo del vino y la cultura, ya que la he mamado desde la cuna, dado que soy nieto, hijo, sobrino y primo de bodegueros: “Bodegas de Matías Brotóns y Hermanos”, que fundó mi abuelo Joaquín Brotóns Fenoll, en 1920 y que en 1967, la familia convirtió en sociedad anónima, bajo la denominación: “Matías Brotóns, S.A.”, que cerraron sus puertas en 1992, empresa en la que trabajé 25 años.



170718 VA BROTONS 2