Las actividades infantiles de Fercam hacen las delicias de los menores de la Escuela de Verano

|


060718 MANZ FERCAM 5


Por segundo día consecutivo, los 120 niños y niñas que participan en la Escuela de Verano de la Universidad Popular de Manzanares recorren las calles de la Feria Nacional del Campo para aprender sobre la feria emblema de su localidad. La programación específica preparada para los menores ha incluido en el día de hoy dos actividades gastronómicas que les han convertido en ‘Chef por un día’ y expertos catadores de queso.

Con la colaboración de la empresa Sabores en tu Casa, los más jóvenes de la localidad han aprendido lo que es un trampantojo: con bolas de galleta, manzana, yogur y melocotón, han elaborado lo que parecía un plato de albóndigas con patatas fritas y huevo. La portavoz del Equipo del Gobierno, Beatriz Labián, junto a los concejales Gemma de la Fuente, Isabel Díaz-Benito y Pablo Camacho han disfrutado junto a los más pequeños mientras preparaban este plato.

Para Labián es todo un acierto este tipo de actividades que se han puesto en marcha bajo la dirección de Pablo Camacho, “no podíamos dejar que tras 58 ediciones no sientan la Feria Nacional del Campo como suya, y no se vayan introduciendo en la misma”.

Ésta es una manera más de “reinventarse cada año y superarse”, subraya la edil manzanareña, que recuerda que con ello se enseña a los jóvenes el funcionamiento del sector primario y cómo es el potencial local en esta materia.

El Queso Manchego conquista también a los más pequeños

Tras alzarse con la medalla de plata en el Concurso Regional de Calidad de Queso Manchego, el producto “bandera” de Artesanos Queseros Manchegos también ha sido el más valorado por los niños y niñas de la cata infantil de queso.

Para ellos se han preparado quesos semicurados, tal y como destaca la encargada de la cata infantil, Laura Buenasmañanas, “porque a los niños les suelen gustar los sabores más suaves”, un queso de mezcla en el que poder detectar el sabor y aroma de la leche de vaca y cabra, y un queso con mezcla de tomate, tomillo y orégano que la fábrica acaba de lanzar, “les recuerda mucho a la pizza, así que les suele encantar”. Esta experiencia permite a los menores conocer un producto tan nuestro como el queso, “del que dependen muchos puestos de trabajo directa e indirectamente en Manzanares”

La portavoz municipal, Beatriz Labián, explica que “los niños curiosean con los sabores, los olores y la textura de los quesos en estas actividades”, además de que “siempre dicen la verdad, y ni el queso que recordaba al sabor de la pizza ha podido con el sabor de un buen queso manchego, por lo que nos hace sentir muy orgullosos de los productos que se hacen en Manzanares”.

Por último, los concejales han agradecido a Artesanos Queseros Manchegos la implicación con la actividad y la aportación de quesos realizada para que los niños y niñas hayan podido degustarlos.