El Gobierno de Castilla-La Mancha fomenta el teletrabajo con ayudas para la transformación y creación de nuevos empleos a distancia en pymes

|

050521 CR JUNTA



El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado una línea de ayudas para fomentar el teletrabajo en pymes y microempresas y para compensar a las que se han visto abocadas a implantar el trabajo a distancia a causa de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

Las subvenciones se podrán solicitar por la transformación de un puesto presencial en uno a distancia o por la creación de uno nuevo en la modalidad de teletrabajo. Tanto la conversión del puesto como la creación del nuevo deberán haberse realizado con posterioridad a la declaración del estado de alarma el 14 de marzo del año pasado.

Según explica el delegado de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo en Ciudad Real, Agustín Espinosa, en el caso de transformación del puesto la ayuda asciende a 700 euros y a tres mil por la creación de un nuevo empleo.

Estas cuantías se podrán incrementar un 20% si se trata de una persona con un grado de minusvalía igual o superior al 33% y cuando se soliciten por empresas de las localidades incluidas dentro de las zonas prioritarias en Castilla-La Mancha, delimitación que en la provincia de Ciudad Real incluye las localidades de Almadén, Argamasilla de Alba, Argamasilla de Calatrava, Daimiel, Herencia, Malagón, Pedro Muñoz, Piedrabuena, Puertollano, La Solana, Tomelloso y Villarrubia de los Ojos.

Las pymes y autónomos con asalariados beneficiarios de estas subvenciones estarán obligados a mantener al trabajador en su puesto un mínimo de doce meses El plazo de presentación de solicitudes finaliza el 30 de septiembre.