Juls Gars: “Por ser el Festival de Cine de Castilla-La Mancha y ser de mi tierra, este premio es muy especial para mí”

|

050619 VA JULS 3



Acaba de conseguir el premio a Mejor Director de Castilla-La Mancha en el Festival de Cine de Castilla-La Mancha (Fecicam), donde también ha conseguido dos nominaciones a Mejor Actor y Mejor Cortometraje. Todo ello gracias a su cortometraje ‘Diesel’, que ha creado desde su propia productora, Lag. Por eso, encontramos al joven valdepeñero Juls Gars muy contento, disfrutando de estos reconocimientos con este trabajo que ha recorrido ya el circuito de festivales de toda España y donde también ha conseguido otro premio a Mejor Cortometraje de Castilla-La Mancha en Toledo. Y todo surgió porque Juls se equivocó y le echó diésel a su coche en vez de gasolina. De todo ello hablamos con él en esta entrevista.


¿Cómo habéis recibido este premio y las nominaciones?


El cortometraje lo hicimos hace un año y ha recorrido diversos festivales. Ha ido bastante bien porque se estrenó en Sitges y se llevó un premio al Mejor Cortometraje de Castilla-La Mancha en Toledo. Además, en el Fecicam (Festival de Cine de Castilla-La Mancha) me llevé el premio a Mejor Director de Castilla-La Mancha y, aparte, teníamos dos nominaciones a Mejor Actor y Mejor Cortometraje. Así que estamos muy contentos, ha pasado un año, el corto ha estado en el circuito de festivales y el Fecicam era el último, así que ha sido un muy buen cierre que nos deja muy buen sabor de boca.


¿Cómo nació este cortometraje?


Nació en base a una anécdota. La productora nace de un canal de Youtube que tenemos, que se llama Lag, en el que realizamos sketches de animación e imagen real pero muy enfocado en la comedia y experimentando con diferentes tipos de humor. Yo tuve una anécdota en la que eché diésel a mi coche pero era en realidad de gasolina así que en mitad de la carretera me quedé parado pero no sabía por qué y en una conversación con mi padre me dí cuenta de que le había echado diésel en vez de gasolina. Fue muy ridículo y absurdo y decidimos contar esta anécdota en forma de cortometraje.


¿Cómo fue el rodaje?


Es un corto de imagen real. El paraje es muy manchego pero realmente está grabado en Puente de Vallecas. Grabamos ahí porque tenía el toque de ambiente manchego de paraje marrón. Además, coincidió con que fue uno de los días más calurosos del año y acompañaba el clima.


¿Qué significa para vosotros recibir estos reconocimientos, sobre todo el de Castilla-La Mancha al ser de Valdepeñas?


La verdad es que cuando yo estaba estudiando Dirección e hice mi primer cortometraje y conocí el Fecicam, y la verdad es que siempre le he tenido un cariño especial a ese festival. Por aquellos días pensaba que algún día me encantaría llevarme un premio así. Así que por ser el festival de Castilla-La Mancha, ser de mi tierra, por ese cariño especial que le tenía por ser uno de los primeros festivales a los que me presenté cuando empecé mi carrera, es un premio muy especial.


¿Qué importancia tienen este tipo de cortometrajes para los que hacéis cortos que no tienen tanta repercusión como las películas y no se proyectan en cines?


Al final el cortometraje vive un poco de los festivales. Un cortometraje tiene un coste, un trabajo, un coste material, que es la inversión que haces a ciegas porque luego se realizan una cantidad inmensa de cortometrajes (de hecho, el Fecicam ha recibido 800 ó 900 piezas de cortometrajes), así que cuando tú realizas una inversión, compitiendo con esa cantidad de piezas, la retribución siempre es buena porque cuando inviertes siempre es bueno recuperar y si cubres los costes de ese corto y además te llevas un beneficio, siempre es bueno. Llevarte un premio así te da mucha alegría teniendo en cuenta la cantidad de cortometrajes con los que compites y lo que inviertes en el corto. Por eso, los festivales son el motivo principal por los que se realizan los cortometrajes. Aparte que también realizamos cortometrajes para que luego se puedan ver. Nosotros tenemos un canal de Youtube en el que lo subimos. Pero si no tuviéramos esta opción y no existieran los festivales de cortometrajes, no se verían los cortos.


¿Cuánto tiempo os ha llevado tener listo el cortometraje?


Si nos situamos al principio de la historia, cuando nace la idea, ahí ya nos planteamos lo que queríamos hacer. Nosotros somos muy fan de los Cohen y de Fargo y el corto mama mucho de los Cohen. Para darle ese rollo lo quisimos rodar en verano pero se nos pasó el verano, llegó el invierno, que además ese invierno nevó mucho y pensamos que era la situación perfecta para rodarlo con nieve, todo blanco, pero luego se volvió a pasar, y así estuvimos dos años hasta que fijamos una fecha, en el mes de julio de hace dos años. Luego hicimos una preproducción con la que estuvimos un mes y medio, buscando el coche, las máscaras, los actores, el equipo técnico. El rodaje duró dos días, que fueron bastante duros por el calor. A uno de los actores, a Alberto, le dio una insolación, y un ayudante de fotografía se quemó la retina por el propio sol que hacía. Y después vino otro mes y medio de postproducción de sonido, edición del corto, etc…


¿Qué proyectos tienes después de este corto?


Tenemos muchos. Nos dedicamos a la publicidad pero necesitamos esa parte más artística de realizar nuestras propias piezas. Ahora mismo estamos escribiendo entre Alberto y yo un nuevo cortometraje que también tiene mucho humor  y toque manchego porque es bastante costumbrista. Mientras tanto, yo acabo de terminar un cortometraje más sencillo que ‘Diesel’ pero que también tendrá su público. Es una historia que tiene que ver con el juego de Los Sims y habla sobre los celos en pareja y la manipulación.

El cortometraje se puede ver en youtube y también se puede hacer el making of, que quedó gracioso. Los demás vídeos y piezas que hacemos se pueden ver en nuestro canal de Youtube, Lag.



050619 VA JULS 1


050619 VA JULS 2

050619 VA JULS 4

050619 VA JULS 5